25/Feb/2018

EL EJECUTIVO ULTIMA EL DECRETO Y AFIRMA QUE LO "CONSENSUARÁ" CON EL SECTOR

Castellano anuncia que ayuntamientos y cabildos decidirán sobre la implantación del alquiler vacacional

El consejero de Turismo del Gobierno canario explicó en el Parlamento que el nuevo decreto limitará el arrendamiento de un alojamiento a dos veces al año para que no sea considerado una vivienda turística

Isaac Castellano, en el Parlamento.
Isaac Castellano, en el Parlamento.
Castellano anuncia que ayuntamientos y cabildos decidirán sobre la implantación del alquiler vacacional

El consejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, anunció este miércoles en el Parlamento que “el núcleo de la gran decisión de implantación sobre el alquiler vacacional" se dejará en manos de "las Islas y municipios, siguiendo la filosofía de la Ley del Suelo y para atender las peculiaridades de cada uno de los territorios que conforman el Archipiélago”.

Isaac Castellano compareció para explicar la política del Gobierno con respecto a la vivienda vacacional y señaló que “serán los cabildos y ayuntamientos quienes desarrollarán el planeamiento y podrán definir estándares de implantación”. El consejero de Turismo argumentó que el fenómeno del alquiler vacacional “no se desarrolla de la misma manera en todas las islas ni en todos los municipios, por lo que la solución debe ser flexible”, algo que “sólo se conseguirá si se incorpora a los cabildos y ayuntamientos a través de sus instrumentos de planificación”.

Destacó que otra de las novedades del borrador de la nueva normativa es que "define la habitualidad", es decir, que "no será alquiler vacacional cuando la vivienda se alquile menos de dos veces al año". Además, apuntó que se permitirá el alquiler de habitaciones siempre que el dueño resida en esa vivienda.

 

Será presentado "en las próximas semanas"


El consejero, que subrayó que el proyecto de decreto será presentado las próximas semanas a los agentes institucionales y del sector, indicó que los principios que regirán la nueva norma son “la sostenibilidad del modelo turístico; la compatibilidad o incompatibilidad de los usos turísticos y residenciales; el derecho a la vivienda de los residentes; las garantías laborales y el empleo del sector”.

En este marco, manifestó que “las líneas de trabajo que se han seguido para la redacción del proyecto de decreto tratan de adaptar la oferta alojativa a la realidad del mercado incrementando la calidad y la competitividad del destino; armonizar la oferta de viviendas vacacionales con las necesidades de la población y turistas, así como compatibilizar los nuevos usos con los recursos y respetar su implantación proporcional y su integración en el entorno económico, cultural, social y ambiental de cada isla, municipio y núcleo turístico”.

Del mismo modo, añadió que el nuevo decreto establece al igual que el anterior, la actividad profesional ligada al alquiler vacacional y cuáles son los requisitos para su desarrollo. El decreto también regulará los requerimientos para registrarse como alquiler vacacional y se regulará para que las plataformas tengan que reflejar la legalidad de las viviendas que ofertan.

En esta sección
Comentarios