03/jun./2020

LA GENERALITAT CALCULA QUE SE VERTIERON 6.000 TONELADAS AL MAR

El Cabildo denuncia que las medidas de seguridad que defiende Repsol "son ficticias", tras el último derrame ocurrido en Tarragona

El Cabildo de Lanzarote ha denunciado la política informativa de Repsol porque entiende que las medidas de seguridad a las que alude “permanentemente” la compañía para realizar las prospecciones petrolíferas en ...
El Cabildo denuncia que las medidas de seguridad que defiende Repsol "son ficticias", tras el último derrame ocurrido en Tarragona

El Cabildo de Lanzarote ha denunciado la política informativa de Repsol porque entiende que las medidas de seguridad a las que alude “permanentemente” la compañía para realizar las prospecciones petrolíferas en Canarias “son ficticias y están dirigidas a engañar a la población sobre los riesgos reales de la industria más contaminante del mundo”.

La primera Corporación insular ha hecho pública esta denuncia después de conocer que la Consejería de Interior de la Generalitat de Catalunya ha acusado a Repsol de no comunicar a tiempo a su departamento la existencia de “un vertido de hidrocarburos altamente contaminante, volátil e inflamable, en la refinería que la multinacional posee en Tarragona”.

A este respecto, el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, ha declarado que “lo único que es seguro en el tema de las prospecciones petrolíferas es que nadie puede garantizar la seguridad”. “Este nuevo derrame demuestra que ni REPSOL ni ninguna compañía que perfore el subsuelo puede garantizarnos nada excepto más derrames y vertidos altamente contaminantes”, ha insistido.

Por ello, el presidente considera que autorizar estas perforaciones frente a las playas lanzaroteñas “ha sido una verdadera locura y un despropósito inaceptable del Gobierno de España y de la multinacional Repsol”. Así, ha vuelto a exigir la retirada inmediata del proyecto y “un apoyo efectivo a la energía sostenible en Canarias”.

Derrame en Tarragona

Según ha informado el Cabildo, la contaminación producida por la refinería de Repsol en Tarragona se produjo como consecuencia de la ruptura de una conducción y, aunque la compañía estima en 4.500 las toneladas vertidas, fuentes de la Generalitat cifran el volumen en torno a 6.000 toneladas. La Fiscalía de Tarragona y los Mossos d´Esquadra están investigando en la actualidad si las toneladas de sustancias contaminantes han podido filtrarse al subsuelo durante los cinco meses transcurridos desde que tuvo lugar el derrame.

En este mismo sentido, el Cabildo ha asegurado que la compañía petrolífera afirma que ha abierto numerosos pozos en la tierra para extraer el contaminante, que se ha limpiado entre el 80 y el 90 por ciento de la nafta desparramada, y que en ningún caso ha afectado a las aguas del río Francolí, que ya ha sido contaminado en anteriores ocasiones por otros vertidos de hidrocarburos en la zona.

Otro vertido en Perú

El Cabildo de Lanzarote ha denunciado que éste “no es un hecho aislado”. “Sin ir más lejos, el pasado mes de febrero la multinacional Repsol había generado un nuevo vertido de petróleo al mar en la costa del Océano Pacífico de Perú, contaminando varios kilómetros de litoral en la costa de Cavera”, ha señalado.

Este vertido, originado por la rotura de un conducto submarino, está siendo investigado tanto por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), como por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería, ambos pertenecientes al gobierno peruano. Las autoridades han decretado la suspensión de todas las operaciones de la refinería e impuesto una sanción a Repsol por los daños medioambientales provocados en las playas de la zona.

Un total de 6.985 vertidos en cuatro años

Por todo ello, el Cabildo de Lanzarote ha advertido que Repsol “ha sido incapaz de frenar los permanentes derrames al medio marino y al medio natural” y ha registrado un total de “6.985 vertidos en sus instalaciones entre 2006 y 2010, provocando decenas de vertidos de petróleo al mar en sus operaciones mineras frente a Tarragona con plataformas petrolíferas”.

Esto ha provocado la apertura de “numerosos expedientes en los últimos años sólo en esa zona del Mediterráneo por vertidos al medio marino que, en algunos casos, han determinado el cierre de las playas en pleno verano”. “Es importante recordar que Repsol ya ha sido sancionada hasta en dos ocasiones por el Gobierno de España, a través de dos Consejos de Ministros en el año 2009, por vertidos ocasionados en la provincia de Tarragona”, ha manifestado el Cabildo a través de un comunicado.

El diputado del PSC en el Parlament de Cataluña, Xavier Sabaté, ha declarado que “éste es el vertido más grande que ha habido en la refinería de Repsol en Tarragona y aún están trabajando en el problema, que se generó en octubre. Todas las empresas químicas saben que cuando hay un incidente hay que avisar al 112 ¿Por qué no se activó entonces ningún Plan de Emergencia?”, se preguntó este diputado.

El vertido ha generado una “honda preocupación” en los agricultores de la zona, ya que sus cosechas podrían verse afectadas por la contaminación originada desde la refinería. Por su parte, Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV), ha pedido la comparecencia en la Cámara catalana del anterior consejero de Interior, Felip Piug, y las comparecencias del presidente de Repsol, Antonio Brufau, entre otros.

En esta sección
Comentarios