13/oct./2019

DE LAS DECENAS DE DILIGENCIAS QUE PIDIÓ EL ACUSADO, SÓLO HA ADMITIDO DOS

La Audiencia Provincial cree que la defensa de Luis Lleó intenta “inducir a confusión” y “enturbiar el procedimiento”

De las decenas de diligencias que solicitó su defensa en esta pieza de Unión, la Audiencia Provincial sólo ha admitido dos, y no tendrían la trascendencia que pretende el acusado. Además, el auto en nada afecta a la apertura del juicio oral...

La Audiencia Provincial cree que la defensa de Luis Lleó intenta “inducir a confusión” y “enturbiar el procedimiento”

La defensa de Luis Lleó en el caso Unión intenta “unir al procedimiento todo el material que sea posible”, “hasta el punto de inducir a confusión”. Eso es lo que sostiene la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, en el auto que responde al último recurso de Lleó, pidiendo decenas de nuevas diligencias. En ese auto, fechado el pasado 8 de enero, la Audiencia sólo acepta dos de las solicitudes de Lleó y rechaza el resto, por considerarlas “improcedentes” y sin ninguna conexión con los hechos que van a juzgarse, tal como había señalado ya la juez instructora, Silvia Muñoz, en el auto en el que rechazó esas pretensiones. "No debemos enturbiar el procedimiento ni menos aún el material indiciario y/o probatorio que se incorporará al mismo", señala la Audiencia en su auto.

En cuanto a las diligencias que sí acepta que se incorporen al procedimiento, la Audiencia también anticipa que no tendrían la trascendencia que pretende el acusado. Concretamente, los magistrados de la Sección Sexta señalan que no ven “obstáculo” a que se incorporen a la causa los certificados con las fechas en las que el primer juez instructor, el fiscal y el secretario del Juzgado se encontraban de vacaciones.

Los certificados los aportó al Juzgado el propio Lleó y, con ellos, pretende sostener que se firmaron resoluciones autorizando prórrogas de escuchas telefónicas cuando el magistrado estaba de vacaciones. Sin embargo, la Audiencia ya “precisa” en su auto que el hecho de que un juez, un secretario o un fiscal estén de vacaciones “no les priva en modo alguno de jurisdicción o competencia”. Es decir, que no hay nada de irregular en que trabajen en una causa (o en que firmen una resolución si es necesario prorrogar una autorización que va a caducar) por más que estén disfrutando de unos días libres.

 

No frena el juicio


El propio auto señala que sólo “podría tener incidencia en la validez de las resoluciones” el hecho de que durante ese periodo vacacional se hubiera designado un sustituto para reemplazarles. Al respecto, cabe recordar que en esas fechas el caso "Unión" estaba bajo secreto de sumario (ni siquiera se habían producido aún las primeras detenciones) y sólo era conocido por las personas que llevaban directamente la investigación.

En cualquier caso, la Audiencia acepta que se incorporen a la causa esos certificados de vacaciones, dejando claro que sólo tendrían incidencia si hubiera habido un juez sustituto en esas fechas. Además, subraya que eso “deberá ser valorado en otro momento procesal”, es decir, durante el juicio oral, por lo que el auto en nada afecta al curso de este procedimiento. Así, más allá de los nuevos recursos que pueda presentar Lleó, sigue vigente el auto de apertura del juicio oral y la causa sólo está pendiente de los últimos trámites para poner fecha a la celebración de la vista.

La otra petición que acepta la Audiencia es la incorporación de un DVD con la grabación de una reunión entre el acusado y Carlos Espino, que denunció el intento de soborno de Lleó. Al respecto, lo único que señala el auto es que “si la parte solicita la incorporación es porque la misma no se encuentra incorporada” y “de no estarlo, debe incorporarse de inmediato”. Sin embargo, como le consta al propio acusado, el Juzgado instructor resolvió ya esta cuestión en su momento, al constatar el extravío de ese DVD. Es decir, que esa grabación en concreto no ha podido incorporarse a la causa, pero sí todo el resto de grabaciones en CD y DVD que forman parte de las pruebas contra Lleó. A ellas se suma también la confesión del otro acusado en esta pieza, Fernando Becerra, que ha reconocido que actuó de intermediario para ese intento de soborno y ha aceptado la pena que pide para él la Fiscalía.

Por último, la Audiencia pide también que se incorpore al procedimiento algo que en realidad ya se incorporó hace meses: una pericial técnica de las grabaciones. Esto fue solicitado por Lleó y se adhirió la propia Fiscalía, y el resultado llegó el pasado mes de octubre, despejando cualquier duda sembrada por los acusados. En su informe, la Policía Científica concluía que no hay “manipulación” alguna en esas cintas y que “lo grabado es lo ocurrido”.

 

Peticiones “impertinentes” y “fuera de lugar”


En cuanto al resto de diligencias solicitadas por Lleó, la Audiencia las va rechazando una a una, señalando que sólo servirían para “enturbiar el procedimiento”, ya que no tienen conexión alguna con la causa que va a juzgarse. En su recurso, el acusado pedía incorporar desde conversaciones y autos relativos a otros acusados en Unión que nada tienen que ver con esta pieza, hasta protocolos de actuación de la policía o el “historial de promoción interna” de una serie de agentes, su “situación de baja por enfermedad por motivos médicos”, sus permisos o los datos de vuelos, alojamiento y hasta “instrucciones del transporte de armas en aeronaves” de cuando se desplazaron a Lanzarote para esta investigación.

En el auto que fue recurrido por Lleó ante la Audiencia, la juez Silvia Muñoz tildaba estas peticiones de “fuera de lugar y carentes de sentido”, y lo mismo consideran los magistrados de la Sección Sexta. “Las diligencias de instrucción o investigación que se interesen, como bien dice el auto impugnado, han de estar dotadas de las características de pertinencia y necesidad”, señala la Audiencia en uno de los puntos del auto, en el que subraya que “no se puede dar lugar a introducir todo lo que se quiera en este procedimiento”.

Así, insiste en que introducir en esta causa “hechos ajenos a la misma podría llevar en su día al tribunal” (es decir, al jurado popular que resolverá este juicio) “a una evidente confusión”. Además, también recuerda al acusado que si “pretende sostener la falsedad de ciertas actuaciones policiales”, lo que tiene que hacer es denunciarlo en otra instancia, ya que eso daría lugar a otro procedimiento.

En cuanto a otra de las peticiones de Lleó, que llegó a solicitar datos hasta de la fecha en que se compró la grabadora con la que realizaron las primeras grabaciones del intento de soborno, e incluso del proveedor y la fecha en que se inventarió, la Audiencia también coincide con la juez en que esos detalles en nada son “relevantes” para el procedimiento.

En esta sección
Comentarios