13/dic./2019

OFRECE AHORA ACOMETER EL PROYECTO SOLO EN LAS CASAS QUE ESTÉN DE ACUERDO

Arrecife da una “solución novedosa” a los vecinos de Valterra y Titerroy para evitar que expire el plazo para renovar las viviendas

Ante el rechazo de algunos propietarios desde hace un año, ahora ofrece acometer el proyecto solo en las viviendas cuyos dueños estén de acuerdo. Sin embargo, esto solo sería posible en el caso de Titerroy. En Valterra, al ser un bloque de casas, tendrían que aceptar todos los vecinos...

Arrecife da una “solución novedosa” a los vecinos de Valterra y Titerroy para evitar que expire el plazo para renovar las viviendas

“Los plazos de ejecución se están terminando, por lo que hay que empezar el proyecto lo antes posible”. Ese es el mensaje que ha traslado el concejal de Urbanismo de Arrecife, Samuel Martín, a los vecinos afectados por las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRUS) de los barrios de Valterra y Titerroy.

Tras años de retraso por problemas en la tramitación de ese expediente, finalmente la rehabilitación de estas viviendas volvió a bloquearse el año pasado por la oposición de varios vecinos, que no estaban de acuerdo con el proyecto. Ahora, el concejal afirma que ha trasladado a los afectados “las alternativas existentes y que hasta la fecha no se habían contemplado”.

Esas “alternativas” se pusieron sobre la mesa hace un mes, durante una reunión que mantuvo el edil de urbanismo capitalino con el director del Instituto Canario de la Vivienda, José Gregorio Pérez Medina. “En dicha reunión se aportaron soluciones novedosas hasta la fecha”, señala el Ayuntamiento. 

“Tenemos un problema porque para poder ejecutar la obra necesitamos que los vecinos estén de acuerdo. Sin embargo, según nos explicó el director general del Instituto Canario de la Vivienda, ahora cabe la posibilidad de que, en el caso de Titerroy, los vecinos que no estén de acuerdo con el proyecto, puedan desvincularse del mismo. Eso sí, previa firma de un documento en el que se dejará constancia de dicha renuncia”, ha explicado Martín. Esta opción daría la posibilidad de empezar en Titerroy con los que sí quieren seguir adelante con el proyecto.

 

En Valterra, será necesario el acuerdo de todos los vecinos


En el caso del ARRU de Valterra, las viviendas pertenecen a un solo bloque, por lo que hace falta que todos los vecinos den su conformidad para poder ejecutar la obra. “Si pasado un tiempo prudencial no conseguimos que los 20 vecinos se pongan todos de acuerdo, habrá que plantearle la opción al siguiente bloque”, advierte el concejal.

Según ha informado este miércoles el Ayuntamiento, el concejal ha celebrado ya encuentros “en distintos días con los vecinos de ambos barrios”, para trasladarles el contenido de esa reunión celebrada hace un mes. Ahora, afirma que “el siguiente paso será enviar al Ejecutivo canario los documentos que acrediten su conformidad con el proyecto, para que se puedan empezar los trabajos”.

De este modo, la próxima semana se les hará llegar a los afectados, “para que lo valoren y analicen”, el documento de permuta que cada vecino tendrá que firmar con el Ayuntamiento de Arrecife, antes del desalojo de sus viviendas, “para que se empiece a ejecutar la obra de forma inmediata”.

En agosto de 2015, el propio Samuel Martín afirmó que de las 40 viviendas que está previsto rehabilitar en Valterra y Titerroy, no tenían confirmación de 16 de los propietarios (5 de Valterra y 11 de Titerroy). En aquel momento, el concejal esperaba que esos vecinos se sumaran “lo antes posible mostrando su conformidad”, aunque casi un año después, esto aún no se ha producido.

En esta sección
Comentarios