14/dic./2019

A TRAVÉS DE SU PROGRAMA DE VOLUNTARIADO

Endesa ayudó a 256 hogares de Lanzarote en situación de vulnerabilidad a reducir su consumo energético

La iniciativa incluyó la visita a 16 viviendas y la rehabilitación de cinco de ellas con el objetivo de garantizar la seguridad de la instalación doméstica y mejorar la eficiencia

Endesa ayudó a 256 hogares de Lanzarote en situación de vulnerabilidad a reducir su consumo energético

Voluntarios de Cruz Roja y Endesa clausuraron la semana pasada la segunda edición del programa de Voluntariado Energético en Lanzarote con un acto celebrado en la central de Punta Grande, en el que evaluaron los resultados del proyecto. En total participaron en el programa 22 voluntarios, 13 de ellos empleados de Endesa en Lanzarote, y se atendió a 256 familias en situación de vulnerabilidad de Arrecife y Teguise. Tras completar el periodo de formación que les capacitó para trabajar con las familias, los voluntarios se repartieron entre las distintas modalidades que contempla el programa: asesoramiento presencial con visitas a viviendas, asesoramiento telefónico o realización de talleres sobre factura eléctrica y bono social.

En la presente edición, los voluntarios visitaron 16 viviendas para localizar puntos de riesgo eléctrico en la instalación y, con ayuda de un electricista, se procedió a rehabilitar cinco de ellas con el objetivo de garantizar la seguridad. Además en dos viviendas se cambió el frigorífico por uno con etiqueta A+++, consiguiendo un consumo energético más eficiente.

Asimismo se atendió en las asambleas a más de 250 familias, impartiendo talleres a 120 de ellas, en los que se les ayudó a interpretar la factura eléctrica y se les asesoró sobre ahorros potenciales. Al finalizar los talleres, se entregó a cada uno de los asistentes un kit de microeficiencia en el que se incluían bombillas, burletes, regletas y otros elementos de instalación inmediata que ayudan a reducir el consumo energético de la vivienda. Por otra parte se asesoró por teléfono a 27 personas a las que se orientó sobre hábitos para reducir su consumo energético y también acerca del procedimiento para solicitar el bono social eléctrico.

A nivel nacional, el programa de Voluntariado Energético de Endesa, promovido en colaboración con Cruz Roja y Ecodes ha actuado en varios territorios donde opera Endesa, incluyendo Lanzarote, Fuerteventura y Tenerife, además de Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Tarragona, Huesca, Badajoz, Lérida, Gerona y Mallorca. En total la iniciativa ha ayudado a 2.636 familias en situación de vulnerabilidad, que han sido atendidas por 306 voluntarios, de los cuales 180 son empleados de Endesa.

Arrecife y Teguise forman parte del programa de Creación de Valor Compartido que Endesa está llevando a cabo en varios municipios de Canarias con el objetivo de maximizar el valor para la comunidad en el entorno donde desarrolla sus operaciones. A través de la Dirección General de Sostenibilidad, Endesa ha puesto en marcha este plan con varias líneas de actuación que incluyen programas de empleabilidad y formación, sesiones de Endesa Educa para escolares del municipio, talleres de ahorro energético o programas de mejora de acceso a la energía para colectivos vulnerables.