19/Oct/2018

Ahorra en luz este invierno gracias a estos 8 consejos

El invierno ha llegado para quedarse y supone un gasto mayor en la factura de la luz por el mayor número de horas en casa y las condiciones meteorológicas más desfavorables.

Ahorra en luz este invierno gracias a estos 8 consejos

Pese ser esto cierto, existen una serie de consejos que pueden ayudar a que las facturas no se eleven demasiado.

Desde Viaconto, una empresa especializada en créditos rápidos y online, han decidido hacer una infografía donde detallan, de manera visual, los mejores trucos para este época. Vamos a ver cada uno de ellos.

1.     Aprovechar el calor del sol. Es cierto que hay menos horas de luz, pero las que hay son importantísimas. Es el mejor momento, de hecho, para hacer las tareas que se requieran en el hogar y evitar así la luz artificial y para ventilar y no perder más calor del necesario.

2.     Evita el consumo fantasma. ¿No sabes lo que es? Seguro que te has dado cuenta de que muchos aparatos electrónicos en casa, aún sin usarse, tienen una luz constante. Pues ese es el consumo fantasma. Se calcula que con ellos se llega a gastar un 10% de electricidad, así que mejor desenchufarlos.

3.     Temperatura estable. Aunque no lo parezca encarece mucho más la factura el hecho de estar apagando y encendido la calefacción que si ésta se mantiene, de forma constante, a una temperatura estable.

4.     No abuses de la calefacción. Cuando no haga falta, sencillamente, quítala. Esto se aplica al momento en el que se está durmiendo o a aquellas estancias en las que ni siquiera se entra, como podría ser el cuarto de planchado.

5.     Ventilar una vez al día. Esta acción es muy saludable, pero no hay que abusar. Con hacerlo durante unos 10-12 minutos, una vez al día y por la mañana, será suficiente.

6.     Radiadores de los espacios que no se usan. Sino se va a estar en una o varias habitaciones, no tiene sentido el que éstas estén caldeadas. Basta con el simple gesto de cerrar la correspondiente puerta y apagar la calefacción en esas zonas para ahorrar.

7.     Bombillas de bajo consumo. Se sabe que, en la mayoría de los hogares españoles, aún no se ha dado del paso de cambiar todas las bombillas habituales por las de bajo consumo y un motivo por el que esto pasa es porque las bombillas de bajo consumo son más caras. Pero esto es un sí y un no al mismo tiempo. Aunque, de primeras, el coste es mayor con el ahorro que suponen (de hasta un 80% de energía y durando hasta 8 veces más) se rentabiliza de sobra, por lo que merecen, y mucho, la pena.

8.     Compara ofertas. En el mercado hay todo tipo de tarifas para la luz y el gas y muchas de ellas se ajustan a las preferencias del usuario, lo que revierte en un ahorro sustancial.