26/Abr/2018

AFIRMA QUE OBLIGAN A TRABAJAR 8 Y 9 HORAS A EMPLEADAS CON CONTRATOS PARCIALES

Las Kellys se concentran frente al hotel HL Paradise Island para denunciar contratos "en fraude"

Según explica la asociación, la Inspección de Trabajo ya ha estado en el establecimiento, pero la empresa "sigue haciendo oídos sordos a sus recomendaciones e indicaciones".

Las Kellys se concentran frente al hotel HL Paradise Island para denunciar contratos "en fraude"

 

La Asociación Las Kellys Lanzarote ha protagonizado este miércoles un nuevo acto de protesta frente al hotel HL Paradise Island de Playa Blanca para denunciar contrataciones "en fraude", ya que asegura que hay camareras de piso que son "obligadas" a trabajar entre 8 y 9 horas diarias teniendo contratos a tiempo parcial.

"No es la primera vez que nos concentramos en este hotel, o en otros de la misma cadena, y no nos gusta tener que volver a hacerlo. Pero cuando la situación no cambia o empeora, es nuestro deber volver a manifestarnos y a defender nuestros derechos y los de nuestras compañeras", señalan desde el colectivo.

Según explica la asociación, la Inspección de Trabajo ya ha estado en el establecimiento, pero la empresa "sigue haciendo oídos sordos a sus recomendaciones e indicaciones". Así, insiste en que se realizan contratos a tiempo parcial pero luego las trabajadoras deben cumplir las horas de una jornada completa e incluso más, y "si se niegan son despedidas".

"Esta situación no solamente es un abuso, sino que demuestra cómo la empresa sigue contratando en fraude. Y además estas horas extras no solamente no son remuneradas sino que no permiten a las trabajadoras cotizar de manera digna a la Seguridad Social, poniendo así en riesgo su ya precaria jubilación", advierten Las Kellys.

Por eso se han vuelto a manifestar en la tarde de este miércoles frente a este hotel, donde afirman que además existen "abusos psicologicos y malos tratos de los responsables de la empresa hacia las camareras". "Antes de ser trabajadoras, somos personas y sobre todo somos mujeres;  mujeres que hemos aprendido a defender nuestros derechos y nuestra dignidad. Y no vamos a permitir ningún trato discriminatorio a nuestras compañeras por el hecho de defender sus derechos", advierte la asociación, que sostiene que "mucho de los problemas" que sufren las camareras de piso son por su "condición de mujer".

En esta sección
Comentarios