01/abr./2020

Agricultores, ganaderos y pescadores pueden y "deben" mantener su actividad durante el estado de alarma

El comercio detallista de venta de insumos también está permitido y el Gobierno afirma que dichas actividades deben garantizarse
La Graciosa barcos
La Graciosa barcos
Agricultores, ganaderos y pescadores pueden y "deben" mantener su actividad durante el estado de alarma

Ante las dudas suscitadas en el sector pesquero de Lanzarote y La Graciosa, el consejero del Cabildo, Ángél Vázquez, ha hecho llegar a La Voz un comunicado del Gobierno central que aclara que dichas actividades deben mantenerse y garantizarse durante el estado de alama.

"La producción agrícola, ganadera y acuícola, así como la actividad pesquera, la transformación de productos agrarios y pesqueros, los centros o clínicas veterinarias, el transporte y la distribución de alimentos, así como su comercialización a través de la venta minorista al consumidor, forman la cadena de abastecimiento alimentario cuya actividad debe garantizarse en la situación de estado de alarma", se señala desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.  

Además, se apunta que "esto implica que debe mantenerse no solo la actividad de las empresas agroalimentarias en su conjunto, incluidas las explotaciones agrícolas, ganaderas, acuícolas y la actividad pesquera, sino también la de las empresas que, a su vez, les suministran los insumos necesarios para su funcionamiento".

"En el caso de agricultores, ganaderos, acuicultores y pescadores deben poder seguir realizando las labores necesarias para garantizar el mantenimiento de la actividad", se añade desde el Gobierno central. En todo caso, se precisa que"para prevenir y contener la expansión del virus, las labores cuya realización no sea imprescindible llevar a cabo durante la duración del período del estado de alarma, deben limitarse o suspenderse, como por ejemplo, labores accesorias de mantenimiento".

 

Reglas para buques pesqueros 


Con respecto a los buques pesqueros, el Ministerio señala que son "una parte crítica de la cadena de suministro de alimentos" y que por lo tanto "se debe garantizar su funcionamiento y operatividad". Eso sí, se apunta que se deben "deben respetar y aplicar" las recomendaciones y que "la responsabilidad personal y social de todas las personas de la tripulación es fundamental para minimizar riesgos y evitar el contagio".

"Si nadie de la tripulación está afectado por la enfermedad, el barco es un espacio que ofrece aislamiento con terceras personas y debe mantenerse así el máximo tiempo posible alargando las mareas todo el tiempo que se pueda, siempre que la seguridad en el mar lo permita, evitando entrar en puerto hasta que no se disponga de las capturas suficientes para un grado de ocupación de las bodegas significativo o la calidad de las capturas pueda verse afectada", añade el Ministerio. 

En cuanto a las medidas de autoprotección, se afirma que "deberán ser determinadas en cada caso por el patrón del barco en función de las circunstancias pudiendo adoptar, incluso si fuera necesario, del desembarco de la tripulación entre mareas para evitar su contagio". 

 

Flotas de altura y gran altura 


En cuanto a las flotas de altura y gran altura, se indica que si no hay capturas suficientes, "se recomienda no regresar a puerto y permanecer en la mar hasta completar el cupo señalado".

Con respecto a la flota que opera en aguas de caladero nacional, el Ministerio aclara que su propia actividad determina que "su operativa implica mareas con entrada en puerto todos los días". A este tipo de flota se recomienda que "sus tripulantes extremen las medidas de higiene y sigan las recomendaciones que en el futuro vaya determinando el Ministerio de Sanidad".

Asimismo, se señala que "se divulgarán normas específicas en relación con el control de acceso y previo al embarque, la organización y limpieza del buque y la forma de actuar en caso de sospecha o confirmación de positivo por coronavirus".

 

Apertura del comercio de venta de insumos 


En cuanto a la venta de insumos, el Ministerio apunta que la actividad agrícola, ganadera, acuícola o pesquera precisan del empleo de los mismos para su correcto desempeño, como son la utilización de fertilizantes, productos fitosanitarios, semillas y plantones, productos veterinarios, piensos, sal, hielo, pertrechos, etcétera. 

Para ello, "la actividad del comercio detallista que suministra este tipo de insumos tiene continuidad, ya que son actividades imprescindibles para asegurar la producción primaria y, con ello, el suministro alimentario a la ciudadanía". 

En ocasiones, este comercio detallista lo prestan las propias cooperativas agrarias, cofradías de pescadores, lonjas o puertos que deberá poder seguir prestando este servicio. También en ocasiones, estos productos se venden en establecimientos que comercializan otro tipo de productos. En este caso, la actividad se limitará a la necesaria para la venta de insumos a los agricultores, ganaderos, acuicultores y pescadores.

 

Procedimientos administrativos vinculados a la PAC


Con carácter general, la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, supone la interrupción de todos los plazos para la tramitación de procedimientos administrativos vinculados a la Política Agraria Común (PAC) y al sector pesquero.

En este contexto, el incumplimiento de plazos por causas no imputables a los interesados, podrá ser considerado como causa de fuerza mayor.

En el caso concreto de los procedimientos vinculados a la Política Agraria Común (PAC), en lo que se refiere a las ayudas directas que reciben agricultores y ganaderos, cuyo plazo de solicitud comprende desde el 1 de febrero hasta el 30 de abril, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación valora la decisión de la Comisión Europea de prorrogar el plazo de solicitud hasta el 15 de junio. 

La Comisión ha confirmado a España que en breve se iniciará la tramitación de un Reglamento de Ejecución para llevar a cabo esta extensión. En todo caso, en colaboración con las comunidades autónomas, se facilitará la presentación telemática de las solicitudes de ayuda para que puedan seguir registrándose, mientras dure el estado de alarma, el máximo número de solicitudes a través de medios telemáticos.

Para el conjunto de regímenes de ayuda y procedimientos administrativos vinculados a la aplicación de la PAC en España, se procederá a su revisión para facilitar el cumplimiento de los compromisos de todos los beneficiarios que se vean afectados por la aplicación del estado de alarma, al tener este estado excepcional la consideración de causa de fuerza mayor y solicitará a la Comisión Europea los cambios normativos de urgencia que sean necesarios.

En relación con los plazos relativos a expedientes sancionadores en el ámbito del sector pesquero, en el caso de infracciones respecto de las cuales no se haya iniciado expediente, quedan suspendidos los plazos de prescripción de las infracciones, si bien se pueden adoptar medidas provisionales.

En el caso de expedientes iniciados, se suspende la tramitación de los mismos, así como los plazos de caducidad y para la realización de cualquier tipo de trámite, salvo en lo relativo a aquellas medidas de ordenación e instrucción estrictamente necesarias que se puedan adoptar a efectos de evitar perjuicios graves en los derechos e intereses de los interesados, siempre con la conformidad de los mismos.

En esta sección
Comentarios