21/nov./2019

PARA POTENCIAR EL DEPORTE Y PODER BECAR A JÓVENES DEL PAÍS AFRICANO

CB Conejero y Fundación Martínez Hermanos arrancan su VII Campus de Baloncesto en Guinea Ecuatorial

Se inició este lunes en las ciudades de Bata y Malabo contando con un total de 200 deportistas en cada una de las sedes

CB Conejero y Fundación Martínez Hermanos arrancan su VII Campus de Baloncesto en Guinea Ecuatorial

La séptima edición del Campus de Baloncesto de Guinea Ecuatorial, organizado por la Fundación Martínez Hermanos y que cuenta con el apoyo y colaboración del Club Baloncesto Conejero, arrancó este lunes conjuntamente en las ciudades de Bata y Malablo, lugares hasta los que se desplazaron el presidente del club, Iván Fernández, así como Santi Lucena, entrenador del Náutico de Tenerife, Richard Nguema, jugador del Aloe Plus Lanzarote Conejero con ascendencia ecuatoguineana; y Carlos Becerra.

Durante una semana, los entrenadores desplazados contarán con el apoyo de la Federación Ecuatoguineana de Baloncesto (Feguibasket), que colabora activamente en el trabajo que desde hace ya varios años se viene realizando en materia deportiva y social con el país, especialmente por medio de la Fundación Martínez Hermanos. 

“El papel de Martínez Hermanos y de la Fundación es vital en el proyecto”, ha señalado el presidente del club desde Bata. “Es un trabajo cíclico y a largo plazo, ya que ellos organizan el campus y lo costean, recogen zapatillas deportivas en colaboración con el Cabildo de Lanzarote, potencian la práctica del baloncesto en Guinea así como costumbres sanas, forman a los jóvenes para optar a becas y estudiar en España y les ofrecen trabajo en Guinea Ecuatorial una vez han terminado con su formación educativa, dándoles así estabilidad, ayuda a sus familias y horarios que pueden compaginar con el baloncesto”, ha añadido. 

 

Un total de 200 deportistas en cada una de las sedes 


Este año, un total de 200 deportistas participarán en cada una de las sedes, con trabajos que irán desde los benjamines hasta los sub´22, potenciando el baloncesto del país africano así como manteniendo el contacto con la federación para continuar con el seguimiento de los jóvenes a los que se pueden becar.

“Desde el año pasado se está potenciando la práctica del baloncesto entre las chicas, consiguiendo que se juegue una liga cadete femenina, con la aportación de la Federación, permitiendo así becar a una de las jugadoras para que venga a Lanzarote a estudiar y entrenar con el equipo”, ha comentado el presidente del club. 

campus guinea 3

Pese a ser la séptima edición, en las dos primeras no se realizaron becas, consiguiendo los primeros que pudieron aprovechar la circunstancia un puesto de trabajo en el país, incorporándose ahora otro tercero. “Para poder optar a las becas tienen que cumplir una serie de requisitos académicos”, ha explicado Iván Fernández. Luego, en la isla realizan un módulo de grado medio en alguna de las profesiones de mayor demanda del país, “regresando después a Guinea Ecuatorial, aportando lo aprendido en los estudios y en el baloncesto”, ha detallado. 

Este año ha repetido Santi Lucena, que ya estuvo en una edición anterior calándole internamente una forma de trabajar totalmente diferente a lo que hacen muchos clubes, sumándose también Richard Nguema. “Aquí Richard es muy respetado, es un referente y el máximo exponente del baloncesto nacional”, ha apuntado el presidente del club naranja, recordando que “gracias a los lazos que Richard que tiene con Guinea" despertó su interés el año pasado, "está trabajando para una de las empresas de Martínez Hermanos, está involucrado con los proyectos de la fundación y ha decidido quedarse a vivir en Lanzarote”.

 

Una normativa que pondría en riesgo el futuro de muchos jugadores 


Sim embargo, el CB Conejero advierte que, frente a esta labor social y formativa que se realiza desde el club y la Fundación Martínez Hermanos, está la normativa que quiere sacar la Federación Canaria de Baloncesto y que podría poner en riesgo el futuro de muchos de estos jugadores de Guinea Ecuatorial, ya que se verán imposibilitados a ser becados

campus guinea 2

“Con objeto de acabar con el fichaje de jugadores africanos en edad escolar por parte de los equipos por el simple hecho de ganar campeonatos regionales y nacionales, la Federación quiere sacar una normativa por la que los cadetes y juniors extranjeros sin arraigo tengan que pagar licencia de casi 800 euros y eso, para proyectos como el nuestro y el de Martínez Hermanos es discriminatorio porque en vez de poder ayudar a tres chicos, sólo podríamos ayudar a uno”, ha afirmado Iván Fernández, que ha señalado que el problema para el conjunto arrecifeño es mayo porque al club llegan "niños de Arrecife que son extranjeros y no tienen arraigo, lo que haría inviable darles plaza por el coste que supondría”.

En esta sección
Comentarios