01/abr./2020

“Que en Lanzarote haya tres casos o siete es la anécdota, lo que hay que evitar es que se conviertan en 50 o 60”

El jefe de Epidemiología de Canarias habla de la situación en la isla, de lo ocurrido con los test y de las previsiones para los próximos días y semanas

“Que en Lanzarote haya tres casos o siete es la anécdota, lo que hay que evitar es que se conviertan en 50 o 60”

“Que no hayan aparecido nuevos casos en siete días es muy buena señal, porque estamos en plena fase expansiva”. Así ha valorado el jefe del Servicio de Epidemiología y Prevención del Gobierno de Canarias, Amós García, la situación que se está viviendo en Lanzarote. No obstante, también ha insistido en que esto no significa que no puedan aparecer nuevos casos en los próximos días, ya que el periodo de incubación de la enfermedad puede durar hasta tres semanas.

Además, ha insistido en que lo importante no es tanto el número, como la tasa que se registra en cada zona según la cantidad de habitantes. “Que sean tres, siete, ocho o diez es la anécdota, porque hoy puede haber tres pero mañana puede haber diez. Lo que hay que evitar es que tres se conviertan en 50, 60 o 70”, ha subrayado. De esta forma ha respondido también al preguntarle por lo ocurrido con los datos facilitados por la Consejería, que el martes informó de siete positivos en la isla y después los volvió a reducir a tres, al recibir los resultados del segundo test realizado en Madrid, que terminó descartando cuatro de los casos.

Al ser consultado por la rectificación de esa cifra, el jefe de Epidemiología ha empezado apuntando a un posible “error administrativo”, a una “equivocación en la transcripción” de los resultados, aunque después ha subrayado que no lleva directamente el tema de las analíticas y que desconoce lo ocurrido en este caso. “Si la Consejería ha informado de que son falsos positivos imagino que habrá sido eso”, ha señalado. En cualquier caso, ha señalado que “no es frecuente” que haya tantos “falsos positivos”, en términos porcentuales, porque “los test son bastante ajustados”. 

“Lo tendría que cuantificar un microbiólogo, pero supongo que se tienen que haber dado unas circunstancias muy concretas. Puede ser que esos casos hayan tenido alguna baja carga viral”, ha añadido para buscar una explicación a esos falsos positivos que arrojaron los primeros test realizados en Lanzarote, que después se completan con una segunda prueba realizada en Madrid. Lo que sí ha afirmado es que está “seguro” de que esas pruebas se hicieron “bien” en la isla y de que “no hay ningún problema con los materiales”.

 

Aumentar el número de test que se realizan


Respecto al número de test que se están haciendo en Canarias, el jefe de Epidemiología ha reconocido que le “gustaría que fueran más”, y espera que eso vaya en aumento en los próximos días. “Para hacer más pruebas tienes que tener el material para hacerlas”, ha señalado, recordando que éste ha sido un problema en toda España, que ha llegado a sufrir problemas de desabastecimiento en algunas comunidades. 

En cuanto a Canarias, afirma que sí ha tenido en todo momento material para hacer los test, pero se ha ido destinando a los casos más graves, así como a personas especialmente vulnerables -por edad o por patologías previas-, y a los sanitarios. Ahora, con la llegada de los nuevos kits que han sido anunciados, se espera ampliar el número de pruebas, tanto en el archipiélago como en el resto de comunidades, cumpliendo además la advertencia que realizó a España la Organización Mundial de la Salud.

 

Canarias, con la tasa más baja de España


Sobre la situación en el conjunto del archipiélago, Amós García ha destacado que Canarias se sitúa como la comunidad con menos casos por habitante, pese a la cantidad de turistas que recibía hasta que se restringió el tráfico aéreo. “Eso es importantísimo porque al tener pocos casos, puedes estudiarlos perfectamente. Ver cómo se han infectado, estudiar los contactos y hacer la trazabilidad de los casos. Eso es básico para controlar la expansión”, ha subrayado, especialmente con respecto a islas como Lanzarote.

Además, ha recordado que el primer caso de España se conoció en La Gomera. “Fue en una isla la periférica y allí se trató. No se llevó a ningún otro lado. Yo creo que eso es significativo y hay que subrayar  la profesionalidad de nuestra gente, de nuestros sanitarios, y la capacidad de asumir este tipo de situaciones en las siete islas”, ha destacado. De hecho, ese primer paciente de La Gomera ya recibió el alta y posteriormente solo surgieron otros dos casos en esa isla, que en los últimos días no ha registrado nuevos positivos.

No obstante, el jefe de Epidemiología ha insistido en que hay que estar preparados porque los casos van a seguir subiendo en Canarias. “Poco a poco y no tan explosivo como en la Península, pero van a seguir subiendo”, ha advertido.

En cuanto al tiempo que pueden durar las medidas adoptadas tras decretarse el estado de alarma, ha dado por hecho que el confinamiento tendrá que prorrogarse más allá de las dos semanas establecidas inicialmente. Al respecto, ha precisado que el impacto de esas medidas podrá valorarse después de tres o cuatro semanas. “Si entonces no hay nuevas infecciones es que ha ido bien y que las medidas han sido correctas”, ha señalado. Por eso, ha vuelto a pedir un “ejercicio de responsabilidad por parte de la ciudadanía” para cumplir las medidas establecidas y “quedarse en casa, porque hoy por hoy es la única vacuna que tenemos contra el Covid-19”.

En esta sección
Comentarios