Investigado un joven por conducir por Arrecife con una menor sentada en su regazo

La Policía Local le acusa de un delito de conducción temeraria

Imagen de archivo de un control policial en Arrecife
Imagen de archivo de un control policial en Arrecife

Agentes de la Unidad de Documentoscopia (UDOC) y de la Unidad de Atestados de la Policía Local de Arrecife han procedido a investigar recientemente a un varón de 30 años de edad, por conducir con una menor de edad sentada en su regazo mientras conducía su vehículo de la clase turismo. 

Al investigado se le considera autor de un delito contra la seguridad vial, en concreto, un delito de conducción temeraria por los hechos ocurridos el día 24 de febrero del presente año, cuando circulaba por la Calle Rambla Medular bifurcación con la C/ Pérez Galdós. 

Este hecho fue observado por un testigo presencial, quién alertó posteriormente a la Policía Local de Arrecife, concretamente al perfil de la red social que ostenta la UDOC. En coordinación con la Unidad de Atestados y tras el análisis y extracción de los metadatos de las imágenes, los agentes determinaron el lugar exacto en el cual sucedió el hecho, así como la identidad del autor, de la menor y del vehículo utilizado en el ilícito penal.

 

Una conducta "irresponsable"

Desde la Policá Local de Arrecife se afirma que "la colaboración ciudadana para evitar este tipo de conductas es fundamental" y se destaca que "este tipo de conductas irresponsables ponen en peligro la vida de las personas, pues el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía".

 "Este tipo de actos comprometen su pericia en la conducción, pues en caso de una frenada brusca, la menor podría haberse golpeado contra el volante o tener peores consecuencias debido al denominado efecto "submarino", el cual se produce cuando el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón de seguridad, presiona el asiento hacia abajo y comienza a deslizarse debajo de la banda abdominal del cinturón de seguridad, aumentando el riesgo de chocar contra el volante o el salpicadero ya que el cuerpo continúa su deslizamiento por delante, y si a ello le sumamos, otra situación muy peligrosa, al poder activarse la bolsa de aire o airbag instalado en el dispositivo del volante, el cual forma parte del sistema de seguridad pasiva del vehículo en cuestión", se añade. 

Las diligencias policiales fueron remitidas al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Arrecife, así como a la Fiscalía de Menores.


 

LO MAS LEÍDO