Dos acusados culpan del disparo a un tercero que está en busca y captura

El asalto a un empresario en Tías llega a juicio. "Me despertaron sus gritos diciendo: coge a la niña, sal corriendo y llama a la policía"

Wilkin L.E.M y Mohamed A.M.E., acusados de entrar a robar en casa de un empresario italiano en Puerto del Carmen y de dispararle en septiembre de 2010, han acusado a Nicolás D.C., el tercer implicado, de ser el ...

Ruth Gabilondo
 El asalto a un empresario en Tías llega a juicio. "Me despertaron sus gritos diciendo: coge a la niña, sal corriendo y llama a la policía"
El asalto a un empresario en Tías llega a juicio. "Me despertaron sus gritos diciendo: coge a la niña, sal corriendo y llama a la policía"

Wilkin L.E.M y Mohamed A.M.E., acusados de entrar a robar en casa de un empresario italiano en Puerto del Carmen y de dispararle en septiembre de 2010, han acusado a Nicolás D.C., el tercer implicado, de ser el autor del tiro. Nicolás, el único que estaba en libertad con cargos, no ha comparecido por segunda vez y está en búsqueda y captura. La primera vez, se tuvo que suspender el juicio por su ausencia.

La víctima, que necesitó dos meses para curarse las heridas del disparo con un arma modificada, ha declarado que la persona que le disparó era de tez morena y robusto, lo que encaja con el perfil de Wilkin. La Fiscalía pide entre 9 y 23 años de prisión para cada uno de los tres acusados y a Wilkin y a Mohamed les imputa un presunto delito de tentativa de asesinato.

El primero en declarar ha sido Wilkin L.E.M., que ha relatado que él recibió una llamada de Nicolás D.C. para ir a cometer un robo a una casa deshabitada. Esperé a que mi mujer se metiera en la cama y me fui a casa de Nicolás, ha explicado. Allí encontró también a otro de los acusados, a Mohamed A.M.E, a quien asegura que no había visto nunca. Nos drogamos y bebimos. Tomamos anfetaminas, alcohol y hachís, ha indicado. Posteriormente, se dirigieron a casa del empresario italiano, de madrugada.

Aunque Wilkin L.E.M llevaba guantes y un casco blanco para no ser identificado, ha asegurado en el juicio que desconocía que en la vivienda habitara el que había sido jefe de los otros dos acusados y de su propia novia. Me puse el casco para que no me vieran los vecinos, se ha justificado. Nicolás me dijo que la casa estaba deshabitada, pero que había dinero. No sé cómo lo sabía, ha insistido.

Wilkin ha asegurado que cuando llegaron a casa del empresario, Nicolás entró directamente. Nicolás sacó una pistola y empezó un forcejeo. Le dijo quieto aquí. Mohamed le pegó con un palo y yo me fui de ahí, se ha defendido. El fiscal pide 22 años y siete meses de cárcel para él.

Íbamos a asustarle para que nos pagara

Por su parte, Mohamed, condenado anteriormente por tenencia de armas, ha asegurado que la idea de ir a casa del empresario a robar surgió en el piso de Nicolás, esa misma noche. Entre la droga, el alcohol y el pensamiento, fue así, ha señalado, al tiempo que ha defendido a Wilkin diciendo que no sabía a qué casa íbamos.

Mohamed sostiene que fueron a casa del empresario italiano a asustarle para que nos pagara. Según ha asegurado, había sido trabajador suyo durante 8 meses y le debía dinero. Dos semanas antes, le había amenazado en el restaurante. Sabía dónde vivía porque meses antes había estado en un cumpleaños.

Mohamed también ha señalado a Nicolás como autor del disparo. Aunque ha reconocido que le dijo cómo modificar la pistola, ha asegurado que no le enseñó directamente. Lo que sí admite Mohamed es que él le pegó con un palo unas cuantas veces a la víctima, en pleno forcejeo con el que supuestamente y, según su versión, portaba la pistola. Para Mohamed, el fiscal pide 23 años y siete meses de cárcel.

La víctima culpa a Wilkin del disparo

La versión de la víctima no encaja ni con la de Mohamed ni con la de Wilkin. Era tarde y tengo la costumbre de fumar fuera de casa. Cogí un cigarrillo y salí a la terraza. Vi a una persona con una capucha blanca, era un poco delgado. Me pegó. Fue el que antes se marchó, ha asegurado. Según su versión, esta persona sería Nicolás D.C., que había trabajado con este empresario tres días.

La segunda persona a la que vio, le golpeó cuatro o cinco veces con una katana. El italiano ha asegurado que esta persona tenía un tatuaje de araña, algo que encaja con el perfil de Mohamed. Cuando le vi la araña, me imaginé quién era, ha señalado la víctima, que ha declarado a través de una videoconferencia desde un Juzgado de Asturias.

Para la víctima, fue la tercera persona la autora del disparo. Era más moreno que los demás. Cuando yo estaba intentando cerrar la puerta de mi casa para meterme para adentro, se acercó y me disparó en el brazo, ha señalado. Acto seguido, él, su pareja y su hija se plantaron en la comisaría de la Guardia Civil, en el municipio de Tías, donde él se desmayó y fue trasladado al hospital. Este hombre se tuvo que marchar junto a su mujer y su hija pequeña de la isla, tras estos hechos.

Metí a la niña en un armario

Por videoconferencia también ha declarado la mujer del empresario italiano, que en la madrugada del 1 de septiembre de 2010 se encontraba en casa. A mí me despertaron los gritos de Luca, diciendo coge a la niña, sal corriendo y llama a la policía. Tuve pánico, fue surrealista, de película. Metí a la niña en un armario, ha contado.

Esta mujer ha relatado también que un día después del suceso, le llamó la novia de Mohamed. Me llamó llorando y pidiéndome perdón por lo que había hecho Mohamed. Quería tirarle de la lengua pero sólo me dijo eso. Los hechos aún no eran públicos, todavía no habían salido ni en el periódico, ha señalado.

A mi marido le salvó la vida que le dieran el disparo cuando estaba cerrando la puerta de casa, porque la bala atravesó la puerta. El golpe se paró un poco, ha indicado, al tiempo que ha confiado en que se haga Justicia. Que estos sinvergüenzas paguen por lo que han hecho, porque son ellos y hay pruebas, ha insistido.

NOTICIAS RELACIONADAS

[Se aplaza el juicio por el asalto a la casa de un empresario, al ausentarse uno de los tres acusados tras sufrir "un ataque de ansiedad"->73539]

[La Fiscalía pide 56 años de prisión para los tres acusados de asaltar la casa de un italiano en Puerto del Carmen a quien dispararon->72907]

LO MAS LEÍDO