Según la Guardia Civil, el acusado Klaus Eichstädt cumplía órdenes del empresario Oliver Rodríguez, que también ha sido detenido y está en prisión provisional por esta causa

Detienen en Lanzarote a un sicario que amenazó de muerte a un reconocido abogado de la isla y a un arquitecto de Tenerife

Le cortaron los latiguillos de los frenos de su vehículo cuando estaba estacionado a pocos metros de su domicilio y le acosaban e intimidaban por teléfono, a él y a su familia."Un abogado de reconocido prestigio en ...

Detienen en Lanzarote a un sicario que amenazó de muerte a un reconocido abogado de la isla y a un arquitecto de Tenerife
Detienen en Lanzarote a un sicario que amenazó de muerte a un reconocido abogado de la isla y a un arquitecto de Tenerife

Le cortaron los latiguillos de los frenos de su vehículo cuando estaba estacionado a pocos metros de su domicilio y le acosaban e intimidaban por teléfono, a él y a su familia."Un abogado de reconocido prestigio en Lanzarote", según fuentes de la Guardia Civil, fue víctima de la extorsión y amenazas de muerte de una persona de origen extranjero que se hacía llamar "Boris", Klaus Eichstädt, y de un lanzaroteño, Oliver Rodríguez Santos, apodado el "Santo". Ambos fueron detenidos el pasado 16 de mayo en el marco de la Operación "Santo Klaus" y han ingresado en la cárcel de Tahiche.

"Boris", de nacionalidad alemana, tenía previsto volar por los aires también el vehículo de otro individuo, un arquitecto de San Cristóbal de la Laguna, presuntamente tras otro encargo del "Santo", pero un fallo de cálculo evitó que culminase con éxito su plan, cuentan a ACN Press fuentes de la Benemérita en la isla. A ambos, arquitecto y abogado, les reclamaba parte de una deuda presuntamente contraída con su jefe. En el primer caso se hacía pasar por una persona de nacionalidad rusa y en el segundo, por un rumano.

Estaba dispuesto a terminar con su vida por la cantidad de 20.000 euros. Luego abandonaría el país para escapar de las fuerzas del orden. Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Tías, en Lanzarote, sometieron al sicario y a su jefe a una vigilancia exhaustiva, día y noche, para obtener pruebas y proceder a su detención, cuentan fuentes cercanas a la investigación.

Fueron detenidos el 16 de mayo al correr grave peligro la vida del abogado y su familia. Los dos días previos, los acusados habían sometido a un fuerte asedio los alrededores de su bufete de abogados de Arrecife y el garaje de éste, el cual estaba desprovisto de cámaras de seguridad, así como el domicilio particular de la víctima. "Su objetivo era encontrar el mejor momento para atentar contra su vida, utilizando un arma blanca, no descartando en un principio la idea de un secuestro Express para obtener beneficio económico".

A ambos detenidos se les practicó un registro domiciliario donde fueron hallados los teléfonos intervenidos, documentación importante para la investigación tales como datos personales de las víctimas, mapas y las cantidades dinero que le solicitaban a éstas y una navaja de grandes dimensiones, entre otros efectos.

"Boris" y el "Santo" fueron puestos a disposición judicial, ingresando ese mismo día en la prisión de Tahiche; también fueron llamadas dos personas de Lanzarote en calidad de imputadas. No obstante, continúan las mismas fuentes, la investigación sigue abierta ya que están pendientes de detención otras dos personas, que están fuera del país. Los fugitivos habrían auxiliado al sicario para cometer sus acciones delictivas. "Todos ellos han conformado una asociación ilícita, y están pendientes de localización y detención por el Equipo de la Policia Judicial de Tías".

ACN Press

LO MAS LEÍDO