Los ciudadanos se vuelcan con la multitud de actividades de la localidad

El fin de semana los ciudadanos de Playa Blanca han disfrutado de las fiestas en honor a la Virgen del Carmen. Para ello, han contando con un extenso programa de actividades para todos los gustos y en el que han tenido la oportunidad de ...

El fin de semana los ciudadanos de Playa Blanca han disfrutado de las fiestas en honor a la Virgen del Carmen. Para ello, han contando con un extenso programa de actividades para todos los gustos y en el que han tenido la oportunidad de participar desde los niños hasta los mayores.

Los amantes de la música coral pudieron disfrutar en la noche del viernes de uno de los conciertos más bonitos. En la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, que no deja de ser un lugar mágico para escuchar este tipo de sones, actuaron la Coral Municipal de Yaiza y el Coro Soinu Bidea de Basauri (Vicaya). Ambas agrupaciones ofrecieron un amplio recital del que el público salió muy satisfecho. Ese mismo día quienes se decantan por las actividades deportivas pudieron disfrutar de uno de los deportes tradicionales de las Islas. En esta ocasión, los equipos Unión Sur Yaiza y Tetir de Fuerteventura hicieron una espectacular disputa en la que los asistentes se mostraron muy animados.

El sábado la jornada comenzó con un marcado carácter infantil. Y es que durante toda la mañana, aprovechando el día de descanso, una gran cantidad de padres con sus hijos fueron hasta la playa. Allí, los pequeños disfrutaron de los hinchables en el agua. Una mezcla perfecta para los niños que pudieron jugar, saltar y disfrutar del mar bajo un sol que acompañó toda la jornada. La tarde tuvo un carácter religioso con la celebración de la procesión terrestre en honor de la Virgen del Carmen. Por la noche, los habitantes y turistas de Playa Blanca llenaron el recinto ferial del muelle donde actuó el grupo ‘Ya tú sabes'. A continuación hubo una gran verbena amenizada por la Orquesta Leñabuena y los Dj pedro y Niko con la animación de José. Una fiesta que se prolongó hasta altas horas de la madrugada y con la que la gente no dejó de bailar y reir.

Domingo

El último día del fin de semana comenzó de nuevo a las once de la mañana con los juegos infantiles en el que los hinchables en el agua volvieron a ser los protagonistas. A continuación, hubo una gran fiesta de la espuma en la que los niños se lo pasaron genial entre la arena de la playa y la espuma que les lanzaron.

La tarde comenzó también con la procesión de la Virgen, aunque en esta ocasión fue por el mar. Finalmente la noche terminó con la actuación de la Escuela de Danza Antonio de Playa Honda. El público, esta vez en sillas para descansar del intenso fin de semana, se mostró entusiasmado con los bailes que protagonizaron los aprendices de baile. Así, sobre el escenario se pudo ver desde parejas que se movieron al ritmo de bailes de salón hasta otras con carácter flamenco. En definitiva, una gran fiesta de la que todos disfrutaron y de la que los miembros de la escuela salieron satisfechos a juzgar por la gran cantidad de aplausos recibidos.

LO MAS LEÍDO