Lanzarote se mantiene en nivel de alerta 2 pero en "estrecha vigilancia" de Sanidad

Gran Canaria bajará a nivel 1, mientras que Tenerife y Lanzarote serán las únicas islas que continúen en 2

Julio Pérez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno
Julio Pérez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno de Canarias ha vuelto a revisar este jueves los indicadores epidemiológicos de cada isla y ha decidido mantener a Lanzarote en el nivel de alerta 2. El único cambio se ha dado en Gran Canaria, que bajará de nivel 2 a nivel 1, en el que ya estaban Fuerteventura, El Hierro, La Gomera y La Palma. Así, solo Tenerife y Lanzarote y La Graciosa continuarán en 2.

No obstante, en el caso de Lanzarote, desde la Consejería de Sanidad han precisado después que la isla permanecerá "en estrecha vigilancia de lo que suceda en los próximos días", por si fuera necesaria una subida de nivel. 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz, Julio Pérez, se había referido de forma conjunta a Lanzarote y Tenerife, a pesar de la diferencia que mantienen en sus indicadores. En el caso de Lanzarote, está en riesgo alto en la incidencia acumulada tanto a 7 días como a 14 días -con 83,43 y 186,12 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente- mientras que Tenerife está en riesgo medio, con 47,17 y 96,17. Sin embargo, Pérez ha subrayado que "la tendencia descendente" que se está dando en el archipiélago "también se manifiesta en Tenerife y Lanzarote", a pesar del repunte de casos registrados el miércoles en esta isla.

Poco después de esa comparecencia, la Consejería de Sanidad ha emtiido una nota de prensa analizando con más detalle la situación tanto de Gran Canaria, que es la que baja de nivel, como de Lanzarote, que es la que presenta los peores datos de Canarias. Respecto a esta isla, el comunicado señala que "ha visto incrementar sus indicadores en la última semana, lo que ha significado el crecimiento del valor de la tasa". No obstante, precisa que se ha decidido que no suba por el momento a nivel 3 "debido a la alta trazabilidad de los casos y a que los valores de incidencia aún no han representado un alto impacto sobre las camas convencionales y unidades de críticos".

Y es que aunque Lanzarote lleva ya más de dos semanas con la incidencia en riesgo alto, que corresponde a un nivel de alerta 3. eso no se ha traducido en un alto número de ingresos. De hecho, la ocupación en la UCI en el Hospital Molina Orosa está en "riesgo bajo" y la ocupación en planta en "riesgo mínimo".

LO MAS LEÍDO