Lanzarote llora a César Manrique

El acto comenzó con la ofrenda floral. En primer lugar fueron los vicepresidentes del Cabildo, Manuel Fajardo y Mario Pérez, quines depositaron un centro de flores ante la tumba del genial artista que se encuentra en el cementerio de ...

El acto comenzó con la ofrenda floral. En primer lugar fueron los vicepresidentes del Cabildo, Manuel Fajardo y Mario Pérez, quines depositaron un centro de flores ante la tumba del genial artista que se encuentra en el cementerio de Haría. A continuación fue el alcalde de este municipio, José Torres Stinga, quien dejó el detalle floral. Para finalizar dos miembros del comité de empresa de los centros turísticos leyeron sendos textos en memoria del creador.

Petición

La lectura de unas líneas sirve a los empleados de los centros turísticos para reivindicar las pautas marcadas por César Manrique sobre lo que necesita Lanzarote. En este sentido, en uno de los documentos se aseguró: "Que nuestro pasado entre en nuestro presente no significa atraso, sino visión e futuro".

De la misma manera, las reivindicaciones de los trabajadores también se plasmaron en unos carteles en los que aparece una fotografía de César Manrique de pie sobre la escultura Barlovento, más conocida entre el pueblo como Chatarra. Una escultura que estaba en el parque Islas Canarias y que ahora se encuentra en el parque móvil del Cabildo a la espera de que vuelva a ser expuesta a todos en su ubicación original.

Independientemente de la vertiente reivindicativa del acto, el homenaje a César Manrique también sirve para recordar la figura de un hombre que trabajó y luchó por conseguir que la Isla fuese lo más parecido a un paraíso. Para ello plasmó su ingenio en esculturas, en los centros turísticos, en el trazado de las carreteras y en cada rincón donde tuvo la oportunidad de dejar su inconfundible firma.

Habría cosas que no le gustarían

Desde entonces muchas cosas han cambiado. Seguramente, si tuviera la oportunidad de conocer cómo es actualmente Lanzarote habría cosas que no le gustarían. Pero habría muchas otras con las que sí estaría de acuerdo. Y eso es gracias a la labor de muchos que no permiten que se olvide la memoria de un hombre que dio a este trozo de tierra el más mágico de los aspectos.

LO MAS LEÍDO