José Manuel Sosa, director insular de Sanidad, quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la población, recordando que "la gripe aviar todavía no afecta a los humanos en Occidente, por lo que se trata de un temor que carece de base"

El consumo de pollo baja hasta un 60% en algunos comercios de Lanzarote debido al miedo a la gripe aviar

Mientras unos supermercados y asaderos han notado un significativo descenso de las ventas de ave, los proveedores de la Isla afirman que los pedidos se mantienen en las mismas cantidades.

Los últimos casos de gripe aviar detectados en Europa han hecho mella en el ánimo de los consumidores lanzaroteños. A pesar de que en los países occidentales no se han registrado casos de contagio de la enfermedad a seres humanos y de que la Isla se abastece de pollos procedentes de Las Palmas de Gran Canaria, el consumo de ave ha descendido hasta un 60% en algunos supermercados y asaderos conejeros. Así lo confirmaba a esta redacción el encargado de la carnicería de una conocida cadena de supermercados en la Isla, así como los responsables de varios comercios dedicados a la venta de platos precocinados.

Este descenso en las ventas de pollo no se ha visto compensado por un aumento en la demanda de otro tipo de carne, lo que parece indicar que los consumidores habituales de ave prefieren, o bien seguir comprando pollo, o bien eliminar esta fuente de proteínas de su dieta y no comprar otra alternativa. Según afirmó la dependienta de un asadero de Arrecife, "hasta los niños piden a sus padres que no compren pollo, debe ser que en los colegios les hablan del tema". El pollo es un alimento muy presente en la dieta infantil, ya que es una carne muy tierna que los pequeños comen con facilidad. En este asadero han dejado de vender tanto las piezas enteras, como los filetes de pechuga, e incluso las croquetas de pollo.

La otra cara de la moneda

Sin embargo, no todos los datos son tan pesimistas y existen casos que apuntan todo lo contrario. Juan González es responsable de los productos perecederos que se venden en otra de las grandes superficies de Lanzarote y en una entrevista concedida a este diario negó la existencia de una crisis del sector. Según los datos de que dispone el descenso en el consumo de pollo ha sido "muy poco, insignificante".

Dijo que el pasado lunes hizo el pedido y fue similar al de las semanas anteriores. Consultó con los carniceros que trabajan en sus tiendas y estos le confirmaron que las ventas se mantienen, si bien es cierto que los clientes preguntan y se muestran algo preocupados por el asunto. "Siempre hay clientes que se asustan, pero en general la sociedad española confía cada vez más en los controles sanitarios", insistió.

Los proveedores de Gran Canaria piden calma

Esta redacción también se puso en contacto con la empresa "Atlántico 7" que provee de pollos frescos a toda la Isla. Según dijo Alberto, uno de sus responsables, en Lanzarote y Fuerteventura se han mantenido las ventas, mientras que en Gran Canaria sí se ha notado un ligero descenso. Ellos son los únicos que distribuyen pollos frescos criados en la provincia Las Palmas.

"Atlántico 7" tiene sus propias granjas, fábrica de pienso, matadero y sala de despiece. Alberto se mostró indignado con el tratamiento que se está dando al fenómeno de la gripe aviar en determinados medios de comunicación: "lo que están dando es una mala información". Y explicó que "son aves migratorias, que pueden traer enfermedades a las granjas, pero nosotros tenemos la granja totalmente cerrada de forma hermética, con calefacción y refrigeración, y es muy difícil que entre una gripe aviar". "Es un tema de salud animal, no de salud pública, como se ha dicho. En Asia viven miles de millones de personas en condiciones completamente diferentes a nosotros, cuyas granjas no tienen nada que ver con las nuestras. En España las granjas están muy controladas", subrayó.

Algunas empresas distribuidoras de este tipo de carne han elaborado folletos informativos dirigidos a sus clientes para aclarar las cosas y evitar la confusión. En "Atlántico 7" han optado por el silencio porque, dicen, ya están cansados de tanta desinformación.

LO MAS LEÍDO