La curva de la Covid-19 dejó de bajar hace un mes y Arrecife mantiene a Lanzarote en “riesgo medio”

​La capital ha concentrado el 63% de los casos diagnosticados en la última semana, subiendo la incidencia media en la isla

I.L.

Periodista

Curva de la incidencia acumulada de Covid 19 a 7 días en Lanzarote
Curva de la incidencia acumulada de Covid 19 a 7 días en Lanzarote

La curva de la tercera ola en Lanzarote se disparó en poco más de 20 días y luego costó mes y medio más doblegarla, bajando la incidencia a 7 días de 400 a 27, entre el 19 de enero y el 5 de marzo. Sin embargo, desde entonces la curva dejó de ser descendente. La isla lleva ya un mes estancada en una nueva línea más bien recta, pese a las oscilaciones diarias. Y lejos de bajar, lo que ha hecho ha sido subir ligeramente.

De hecho, a falta de conocer los efectos que haya podido dejar la Semana Santa -dado que los síntomas tardan unos días en manifestarse y por tanto en ser detectados-, la incidencia acumulada a 7 días se sitúa este lunes en 34, uno de los datos más altos del último mes, y más de seis puntos por encima del dato al que se llegó después de la tercera ola. Y el municipio que está haciendo subir la media es Arrecife, donde la incidencia llega este lunes a 47,95 en 7 días.

De hecho, solo la capital y el municipio de Haría están este lunes en “riesgo medio” en la incidencia. En el caso de Haría, el dato supera incluso al de Arrecife, con 57. No obstante, son 3 los positivos que ha registrado en la última semana en el municipio norteño, frente a los 31 de Arrecife, que concentra el 63% de la isla.

Por su parte, Teguise (con 5 casos en la última semana), Tías (con 4), Tinajo (1) y Yaiza (con 4) se sitúan actualmente en “riesgo bajo” (equivalente al nivel de alerta 1). En cuanto a San Bartolomé, es el único que está este lunes en “riesgo mínimo”, al haber sumado solo un caso en la última semana. Sin embargo, los datos de Arrecife mantienen al conjunto de la isla en “riesgo medio”. 

 

Lejos del nivel 1

Hace poco más de dos semanas, desde el Gobierno de Canarias apuntaban incluso a que Lanzarote podría bajar del nivel 2 en el que está actualmente al nivel 1, pero ese objetivo sigue lejos de alcanzarse. Solo dos días en el último mes, concretamente a mediados de marzo, la isla ha conseguido bajar su incidencia a “riesgo bajo”, que es el equivalente al nivel de alerta 1 y que supone menos de 25 casos por cada 100.000 habitantes en 7 días.

El resto, se ha mantenido en riesgo medio, al haberse movido en una incidencia de 23 en el día más bajo y 36 en el más alto. Esto, no obstante, supone que Lanzarote también está actualmente lejos de una subida de nivel, ya que el riesgo medio abarca una horquilla de entre 25 y 75 casos por cada 100.000 habitantes en 7 días.

En casos diarios, Lanzarote tendría que tener menos de cinco de media para reducir su nivel de alerta y pasar a nivel 1. En cuanto al nivel 2, supone entre cinco y 16 casos al día, que son las cifras en las que se está moviendo en las últimas semanas.

A partir de una media sostenida de 17 casos por día, Lanzarote volvería al nivel 3, mientras que el nivel 4 supone -para la población de Lanzarote-, una media de más de 27 diagnósticos por jornada. En los peores días de la tercera ola, llegó a tener más de 120.

Además de la incidencia, para establecer el nivel de alerta se tienen en cuenta otros indicadores, como la ocupación hospitalaria y la positividad, pero todos ellos aumentan cuando se disparan los casos.

Para llegar al “riesgo mínimo”, equivalente a la “nueva normalidad”, Lanzarote tendría que tener menos de dos casos al día, que es algo que no se da de manera continuada desde antes del verano.

LO MAS LEÍDO