Los cuatro casos confirmados de la cepa británica son residentes en Lanzarote y se contagiaron en la isla

​Esos positivos estaban vinculados a tres brotes locales, por lo que todo apunta a que habría ya más afectados. En enero se han analizado cinco muestras de Lanzarote en busca de esa variante y el viernes se enviarán "al menos diez más"

Una profesional del servicio de Microbiología del HUC procesa una prueba PCR de covid-19
Una profesional del servicio de Microbiología del HUC procesa una prueba PCR de covid-19

Ni eran turistas, ni habían viajado a una zona de riesgo. Las cuatro personas que tenían la llamada 'cepa británica' del Covid-19 son residentes en Lanzarote y se contagiaron en la isla. De hecho, según han confirmado a La Voz desde los Servicios Sanitarios de Lanzarote, esas cuatro muestras “proceden de tres brotes locales”

Dado que cada brote se declara a partir de al menos tres contagios vinculados entre sí, esto supondría que solo en esos tres ámbitos, ya habría más afectados por esta variante del virus, aunque solo se analizaron las muestras de cuatro de los pacientes de esos tres brotes. Además, el hecho de que no se haya encontrado un origen fuera de la isla en los casos detectados hace temer lo que podría haberse extendido ya esta cepa en Lanzarote.

Esta variante del Covid se detectó por primera vez en Gran Bretaña a principios de diciembre, hace casi dos meses, aunque para entonces ya llevaba meses circulando en ese país. Finalmente, España decidió cerrar sus fronteras con el Reino Unido el 22 de diciembre (salvo para españoles y residentes), al igual que habían hecho ya otros países, pero ya no se consiguió evitar su propagación.

Desde entonces, distintas comunidades autónomas españolas han venido notificando casos de esta nueva cepa. Canarias lo hizo finalmente el pasado martes, cuando dio a conocer los resultados de las 100 primeras muestras analizadas, ya que hay que hacer un estudio complementario para determinar el tipo de SARS-CoV-2, y hasta ahora no se contaba con la tecnología necesaria.

Esas 100 muestras se recogieron entre el 18 de diciembre y el 18 de enero y el resultado ha sido que casi la mitad, 49, correspondían a esta mutación. En el caso de Lanzarote, durante el mes de enero había enviado cinco muestras al Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, una de una mujer británica y cuatro de residentes, y han sido estas últimas las que han dado positivo.

Respecto al resto que dieron positivo en esta variante, la Consejería de Sanidad notificó que otras 34 correspondían a muestras tomadas en la isla de Tenerife (algunas vinculadas a su vez a un brote en La Palma), mientras que en las otras 11 no especificó la isla de la que procedían. Sobre esos 11 casos, solo detalló que dos eran ciudadanos de Gran Bretaña y otros dos turistas italianos. 

Tras ser consultados por La Voz, desde la Consejería han señalado este jueves que esos casos -de los que el martes no tenían los datos-, correspondían “a otras islas como La Gomera o Fuerteventura”, por lo que esta variante ya habría llegado a casi todo el archipiélago.

 

Cuatro turistas islandeses regresaron a su país contagiados con la cepa británica tras visitar Canarias

Antes incluso de que el Gobierno canario notificara los primeros casos en las islas, desde Islandia se había dado un aviso de que cuatro turistas de su país que acababan de regresar de Canarias habían dado positivo en Covid, y con la variante británica, cuando les realizaron las pruebas al regresar de sus vacaciones.

Este episodio ya apuntaba a una fuerte presencia de esta cepa en el archipiélago, para llegar a producirse un contagio de cuatro turistas. Una semana después, llegaron los datos de las primeras secuenciaciones realizadas en Canarias, con la confirmación de esos primeros 49 positivos. Y todo apunta a que son solo una pequeña parte de los que ha habido ya y de los que se seguirán dando, ya que una de las características de esta cepa es que es aún más contagiosa. De hecho, en su momento disparó los contagios en el Reino Unido y podría explicar, al menos en parte, las cifras que está registrando actualmente Lanzarote.

No obstante, para confirmarlo será necesario esperar a que se incrementen las pruebas complementarias, que implican la extracción de ARN y la secuenciación genómica masiva del virus SARS-CoV-2. El Gobierno canario anunció el pasado martes que una vez “probada con éxito” esta nueva tecnología que acaban de poner en marcha, “a partir de esta semana se seguirá realizando esta labor de secuenciación con todas las muestras sospechosas con especial interés en las islas de Lanzarote y Gran Canaria, donde se están produciendo los mayores incrementos de incidencia del virus”. 

De momento, desde la gerencia de Servicios Sanitarios de Lanzarote han confirmado a La Voz que este viernes tienen previsto enviar “al menos diez muestras más”, de pacientes que han dado positivo en Covid y sobre los que se tiene la sospecha de que podrían corresponder a esta cepa.

Hasta ahora, Lanzarote había enviado diez muestras fuera de la isla para realizar ese análisis. Las cinco primeras fueron en agosto y el resultado fue que no presentaban mutaciones y que se trataba del coronavirus inicial. Las otras cinco se han enviado este mes de enero, confirmándose esta semana estos cuatro primeros casos de la cepa británica

LO MAS LEÍDO