Yaiza envía al Cabildo la información sobre "los daños que ocasionan" las jaulas marinas de Playa Quemada

La primera Institución insular solicitó formalmente al Consistorio sureño toda la documentación relativa a esta actividad que se viene desarrollando en el sur de la Isla desde 2001

El alcalde de Yaiza, Óscar Noda, en una foto de archivo
El alcalde de Yaiza, Óscar Noda, en una foto de archivo

El Consistorio sureño hizo entrega este jueves al Cabildo de Lanzarote “toda la documentación requerida por la Primera Institución insular relativa a los daños que ocasiona la actividad acuícola en Playa Quemada al ecosistema marino de la zona”, como sostienen que ya se hizo el pasado mes de marzo “con el sector pesquero de Lanzarote”.

Según señalan desde el Ayuntamiento de Yaiza, esta entrega de documentación se realiza como método para dar respuesta “a la petición formal por parte del Cabildo de Lanzarote”, que remitió un escrito al Consistorio sureño solicitando “colaboración” y dar traslado a la Primera Institución insular de “los antecedentes y alegaciones” presentadas por el Ayuntamiento de Yaiza ante la consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias.

Esas alegaciones son relativas a la instalación de jaulas marinas en el entorno de Playa Quemada y “las posibles afecciones a la playa”. El Ayuntamiento que preside Óscar Noda ha remitido, entre otra documentación, “copias del Escrito de Concesión Acuícola en Playa Quemada, de los Antecedentes remitidos a la Viceconsejería de Pesca, del Oficio de Remisión al Cabildo y de la Solicitud de Copia del Expediente de Concesión Acuícola a favor de Yaizatun”. 

“Somos un municipio solidario y lo venimos demostrando con hechos, en su día nos reunimos con el sector pesquero insular para ofrecerles no solo nuestro apoyo sino todo el trabajo adelantado que tiene Yaiza en este sentido y ahora lo trasladamos al Cabildo”, ha apuntado Óscar Noda.

A pesar de que el municipio de Yaiza no está afectado por la nueva ordenación publicada el 1 de marzo por el Gobierno de Canarias sobre la Zona de Interés Acuícola ZIA LZ2, que permite la instalación de jaulas marinas en el litoral de Arrecife, San Bartolomé y el vecino municipio de Tías, Noda añade que “esta debe ser una lucha conjunta porque no podemos permitir que sigan dañando nuestros fondos marinos, ya que el cuidado de nuestras aguas y playas debe ser primordial, especialmente si queremos mantener vivo nuestro principal motor económico que es el turismo”. 

 

Antecedentes

El Ayuntamiento de Yaiza detalla que en el mes de marzo, el alcalde invitó a las cofradías de pescadores lanzaroteñas “a una reunión en la que les hizo entrega de todos los estudios medioambientales encargados por el Ayuntamiento de Yaiza sobre las jaulas marinas y las afecciones que conlleva su implantación cerca del litoral”. El mandatario sureño trasladó también al sector pesquero “las gestiones municipales adelantadas ante el Gobierno de Canarias”.

“Yaiza tiene mucho trabajo adelantado ya que ha sido el único municipio que ha venido padeciendo directamente las consecuencias de esta actividad en Lanzarote, que continúa en marcha a día de hoy en Playa Quemada a pesar de haber caducado el pasado 2 de agosto la concesión administrativa de 20 años que la permitía”, aseguran desde el Ayuntamiento. Además, también apuntan desde el Consistorio “las insistentes peticiones y reclamaciones” presentadas por parte del Ayuntamiento sureño ante las instituciones pertinentes para su “cese inmediato” y la puesta en marcha de  “acciones inmediatas de limpieza del fondo marino y de recuperación del entorno” a la empresa concesionaria”.

Desde el Ayuntamiento de Yaiza explican que esta actividad se inició en Playa Quemada en 2001 “con el cultivo de lubina y dorada”, y no “del engorde de túnidos aprobado inicialmente”, y en 2016, ante las reiteradas quejas de los vecinos de Playa Quemada y siendo precisamente el actual alcalde, Óscar Noda, concejal de Medio Ambiente, “se solicitó una investigación a la empresa Elittoral, actualizada en 2017, que analizara la actividad y sus consecuencias. Informes de los que se desprenden claros indicios de contaminación”.

“Yaiza siempre ha defendido que esta actividad es más perjudicial que beneficiosa para el Medio Ambiente, el Sector Pesquero y también para el turismo y, aunque hemos de reconocer que en su día echamos en falta el apoyo del resto de administraciones de Lanzarote, estas cuentan y contarán con toda nuestra ayuda en este litigio porque lo que no quiero para mí tampoco se lo deseo a mis vecinos”, concluye Noda.

LO MAS LEÍDO