Critican el anuncio del director del área de Salud, que afirmó que mientras no hay especialista, vendrán médicos desde Las Palmas los viernes y sábados para atender a los pacientes más urgentes

Varios afectados por la falta de endocrino muestran su descontento ante el Hospital General

El director general del Área de Salud en Lanzarote, Juan Manuel Sosa, aseguró la semana pasada que en tres meses, en vez de un endocrino, como había habido ahora, habrá dos, pero su anuncio no ha servido para calmar ...

Varios afectados por la falta de endocrino muestran su descontento ante el Hospital General
Varios afectados por la falta de endocrino muestran su descontento ante el Hospital General

El director general del Área de Salud en Lanzarote, Juan Manuel Sosa, aseguró la semana pasada que en tres meses, en vez de un endocrino, como había habido ahora, habrá dos, pero su anuncio no ha servido para calmar los ánimos de los afectados por la falta de este especialista. Y es que mientras se cubre esta plaza que ha vuelto a quedar vacante, la única respuesta de Sanidad es que dos especialistas del Hospital del Negrín de Las Palmas vendrán los viernes y sábados a Lanzarote para "pasar consulta en los casos que precisen de tratamiento urgente", según afirmó Sosa.

Ante las medidas temporales que ha anunciado el director general del área de Salud, Antonio Méndez, padre de un afectado por la diabetes, y miembro de la Asociación de Diabéticos de Lanzarote, ha tomado la palabra este martes ante las puertas del Hospital General para denunciar que no puede esperar tres meses a que la atención se regularice y que el servicio que van a dar temporalmente los especialistas de Las Palmas no es suficiente.

"En Lanzarote hay 8.000 personas afectadas por la diabetes, por lo que faltan especialistas que traten a los pacientes a diario" afirma.

Asimismo, Rosario González , la vecina que lidera la protesta en contra de la falta de endocrino, asegura que si ya antes las listas de espera eran largas, ahora se van a acrecentar aun más. Este hecho ella lo conoce muy bien, ya que asegura que estuvo dos años esperando a que le atendiera un endocrino, porque tenía que operarse de tiroides. "Queremos que las listas de espera se aceleren", ha reclamado una vez más. Una de las soluciones para ello es crear otra plaza de endocrino más, y aunque Sosa ya ha anunciado que en tres meses Lanzarote contará con dos especialistas, Rosario González no termina de confiar en la promesa y ha reunidomás de 2.700 firmas para enviar a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que avalan la solicitud de un endocrino más para Lanzarote.

Antonio Méndez, por su parte, no entiende cómo ante un hecho de tal magnitud el presidente de la Asociación de Diabéticos no se ha manifestado: "Estoy en contra de que el presidente no haya salido a la luz para denunciar la falta de endocrino, debería poner el grito en el cielo". Él lleva 16 años luchando para que su hijo pueda tener unas condiciones de vida normales. Méndez dice que trabajaron mucho para que viniese el primer especialista, pero sin embargo ,ya han pasado cuatro endocrinos por el hospital, y asegura que "aproximadamente hace 6 años vino el primero y cada año o año y medio desaparecen". Cuando esto sucede tienen que ir a Las Palmas y según Méndez, el coste medio de cada viaje es de 200 euros.

LO MAS LEÍDO