“Si contamos con la complicidad de la ciudadanía, con estas medidas podemos doblegar la curva”

El consejero de Sanidad ha visitado Lanzarote tras subir el nivel de alerta y ha apelado a la responsabilidad individual para que no tengan que aumentarse las restricciones. Respecto al ámbito educativo, ha defendido que debe seguir funcionando

Rueda de prensa del consejero de Sanidad y la presidenta del Cabildo por la crisis del coronavirus en Lanzarote
Rueda de prensa del consejero de Sanidad y la presidenta del Cabildo por la crisis del coronavirus en Lanzarote

“Nuestro objetivo y casi nuestra convicción es que, si contamos con la complicidad de la ciudadanía, con estas medidas podemos doblegar la curva”. Ése es el mensaje que ha dejado este viernes el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, que ha visitado Lanzarote tras acordarse subir el nivel de alerta en la isla, estableciendo las restricciones “más drásticas” aplicadas hasta ahora en Canarias desde el fin del confinamiento de la primera ola.

No obstante, tanto él como la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, han dejado claro que esas medidas aún pueden endurecerse si no se reducen los contagios. “Necesitamos del compromiso de cada uno de nosotros para salir de esta situación”, ha reclamado Corujo, que ha señalado que las “graves” circunstancias que atraviesa la isla obedecen a que “el comportamiento no fue el adecuado” durante las Navidades. “No se trata de reproches. Se trata de reconocer el error y de poner todas las medidas a nuestro alcance para salir de esta situación”, ha insistido.

Además, ha advertido que la administración será “inflexible en el cumplimiento de la norma y en poner todos los recursos a nuestro alcance para contenter” la tercera ola, que está siendo las más grave en la isla. Al respecto, ha insistido en la “coordinación” tanto con el Estado como con el Gobierno de Canarias y con los distintos cuerpos policiales.

Por su parte, el consejero canario ha defendido las nuevas medidas y ha descartado que sea necesario intervenir en el ámbito educativo. "El gran reto como sociedad es mantener la educación abierta todo lo que se pueda”, ha subrayado Trujillo, que ha recordado que todas las comunidades de España tienen peores indicadores que Canarias y ninguna ha suspendido la actividad lectiva. Además, ha defendido que no se ha procudido “ningún problema en el ámbito educativo” y que hay “tranquilidad absoluta en los colegios”.

“Es un problema que no se está dando”, ha insistido. En el caso de Lanzarote, esta semana sí se comunicó un brote en un colegio con nueve afectados, pero la política en Canarias y en toda España es actuar sobre esos casos puntuales, cerrando un aula o un centro si fuera necesario, pero no parando la educación.

 

"El plan de contigencia del hospital va muy por delante de la situación pandémica"

Durante su visita a la isla,  Blas Trujillo ha visitado el Hospital Molina Orosa acompañado por la presidenta del Cabildo, la directora del Área de Salud, Noelia Umpiérrez, y el gerente de Servicios Sanitarios de Lanzarote, José Luis Aparicio. “Quiero trasladar a la ciudadanía una conclusión clara y una aseveración rotunda: por fortuna no solo tenemos un equipo directivo que tiene todas las previsiones diseñadas, sino que a todos los escenarios que puedan suceder podemos darle una respuesta eficaz y eficiente”, ha defendido el consejero, que ha recordado que la “sobrecarga” del sistema sanitario, que “se ha incrementado de forma exponencial”, ha sido uno de los parámetros que ha hecho elevar el nivel de restricciones en la isla.

El consejero de Sanidad de Canarias visita el Hospital para conocer los planes de contigencia ante el aumento de casos de coronavirus en Lanzarote         

No obstante, ha insistido en que hay varios planes de contigencia previstos en función de las necesidades que puedan surgir. Así, tal como había adelantado ya la gerencia de Lanzarote, ha recordado que se han incrementado las camas de UCI y también las de planta, y que se ha habilitado un “hospital de campaña” por si fuera necesario.

“El plan de contigencia del hospital va muy por delante de la situación pandémica de la isla”, ha insistido Trujillo, que ha asegurado que el hospital de Lanzarote contará no solo con medios materiales y de equipamento, sino también con más medios humanos “en caso de que la situación todavía no evolucione faorablemente”.

 

"Esto va a ser una pelea continua"

Respecto a la evolución de la pandemia, Trujillo ha destacado que el caso de Lanzarote ha sido “absolutamente singular” dentro de Canarias, y ha destacado que en Tenerife se ha dado la situación inversa. “Fue el único territorio de España que en plenas Navidades consiguió doblegar el virus y bajar de nivel 3 a nivel 2”, ha subrayado, señalándolo como ejemplo de lo que espera que ocurra ahora en Lanzarote.

Al respecto, ha recordado que las nuevas restricciones se aplicarán en principio durante los próximos 14 días, y que su continuidad o no, o incluso su endurecimiento, dependerá de cómo evolucione la situación en esas dos semanas.

No obstante, también ha hecho hincapié en que el hecho de que se consiga bajar de nivel no implica que “podamos relajarnos”. “Hasta que esté vacunada la mayor parte de la población, esto va a ser una pelea continua. Esto es una especie de ruleta rusa que no nos permite bajar la guardia en ningún momento”, ha advertido.

Por su parte, María Dolores Corujo agradeció “la valentía” del equipo de Sanidad y del Gobierno de Canarias: “No es fácil para ningún responsable público proponer la adopción de medidas tan drásticas que conjuguen la protección irrenunciable de las personas con el mantenimiento de un cierto grado de normalidad, también irrenunciable".

"A pesar del cansancio acumulado durante los últimos meses y de esa sensación de no poder ya más”, explicó Corujo, “es imprescindible que cumplamos con esta nueva normativa pensada para disminuir las ocasiones de contagio y proteger a nuestra gente, a la espera de las vacunas que nos devuelvan la normalidad que tanto extrañamos”.

Efectivos de la UME realizando labores de desinfección en Lanzarote
Lanzarote y La Graciosa suben a un nivel 4 de alerta sanitaria, con unas restricciones de "mayor intensidad"
Trabajos de desinfección durante la tercera ola del coronavirus en Lanzarote
Vea las nuevas medidas y restricciones en Lanzarote y La Graciosa que entrarán en vigor este sábado
LO MAS LEÍDO