La Policía de Arrecife estudia adquirir un radar para evitar "carreras clandestinas" por la avenida

El cuerpo policial también incrementará los controles ante la proliferación de "fiestas" en la explanada del Recinto Ferial

La Policía Local de Arrecife , controlando el tráfico de la avenida marítima tras su reapertura
La Policía Local de Arrecife , controlando el tráfico de la avenida marítima tras su reapertura

La Policía Local de Arrecife estudia adquirir un radar para retomar los controles en la avenida marítima de Arrecife y "sancionar aquellas actitudes incívicas de los ciudadanos con sus vehículos haciendo carreras clandestinas", según ha anunciado el edil respondable del área, José Alfredo Mendoza. 

"Son carreras que se producen en la madrugada, de noche, cuando la ciudad no tiene tanta actividad", ha señalado el concejal en Radio Lanzarote-Onda Cero, que ha reconocido que la situación es "bastante preocupante" y ha apelado "al sentido del civismo". 

El edil ha recordado que, tras la reapertura la avenida al tráfico por parte de la alcaldesa de Arrecife, la Policía Local estuvo "una semana con controles" e "informando a la población", pero ha reconocido que, una vez que se levantaron los mismos, "la gente hace lo que se da la gana"  

"Yo creo que la tendencia en las ciudades modernas es recuperar espacios para la ciudadanía. Hay una normativa europea de que todas las ciudades de 50.000 habitantes tienen que recuperar espacios para la movilidad del ciudadanos y todo esto se puede ir contemplando y viendo", ha apuntado José Alfredo Medoza, tras ser cuestionado sobre la posibilidad de que la avenida se cerrara al tráfico durante las noches o los fines de semana 


Fiestas en el Recinto Ferial 

Por otro lado, el concejal de Policía Local también ha mostrado su preocupación por la proliferación de "fiestas" en la explanada el Recinto Ferial de Arrecife, donde ha afirmado que los agentes están teniendo que intervenir de forma "habitual". "Todos los fines de semana tenemos llamadas telefónicas", ha añadido. 

"Empezó los fines de semana, donde veíamos los domingos por la mañana verdaderas fiestas montadas. Gente que suele utilizar el paseo para caminar a horas tempranas veía como jóvenes prolongaban su fiestas hasta las 7 u 8 de la mañana dejando aquello en un estado lamentable de basura, suciedad, aparte todo lo que conlleva con respecto a las fiestas que se organizan en la calle. Y ahora vemos como es algo más habitual", ha apuntado José Alfredo Mendoza. 

Así, el edil ha afirmado que también se van "a incrementar los controles y la presencia de la Policía Local para disipar las grandes reuniones, que no sean superiores a grupos de 20 e intentar controlar la actividad que allí se desarrolla conjuntamente con la Policía Nacional". 

LO MAS LEÍDO