HA EMPEZADO SU DECLARACIÓN AFIRMANDO QUE ES "MAESTRA DE PRIMARIA"

Plácida Guerra, sobre la supuesta contratación de Batllori en Inalsa: "Me veía sola, necesitaba el apoyo de alguien"

La ex consejera, que solo ha respondido preguntas de su abogado, ha hecho hincapié en que es "maestra de primaria", de "niños pequeños". No ha explicado por qué no hay contrato que avalara los pagos ni por qué no hay un solo informe realizado por Rodríguez Batllori para Inalsa?

Plácida Guerra, sobre la supuesta contratación de Batllori en Inalsa: Me veía sola, necesitaba el apoyo de alguien
Plácida Guerra, sobre la supuesta contratación de Batllori en Inalsa: Me veía sola, necesitaba el apoyo de alguien

"Soy maestra de primaria". Ésa ha sido una de las primeras frases que se ha escuchado decir a la ex consejera delegada de Inalsa, Plácida Guerra, durante el juicio que ha arrancado este jueves en Arrecife. Al igual que otros dos acusados en esta causa, por el presunto pago de facturas falsas a Francisco Rodríguez Batllori desde Inalsa y desde el Ayuntamiento de Arrecife, Guerra se ha negado a contestar al fiscal y solo ha respondido a su abogado, que ha empezado preguntándole por su profesión.

"¿Maestra de niños… pequeños?", ha insistido su letrado, subrayando la pregunta y acompañándola incluso de un gesto con la mano, al decir "pequeños". A continuación, el letrado ha profundizado en la misma línea, preguntando a su cliente (que fue durante años consejera delegada de Inalsa) si tiene algún estudio en "gestión de empresas". La respuesta, la esperada: "no".

A preguntas de su abogado, Plácida Guerra ha ido afirmando que "le superaba" la situación en la que se encontraba la empresa pública de aguas; que no había "nadie" en Inalsa "para afrontar el conflicto laboral" que tenían abierto en ese momento; y que tampoco tenían un interlocutor con uno de los principales acreedores, Endesa, con quien tenían "una situación muy tensa" que "ya era imposible", porque les había enviado "un fax amenazante", advirtiendo con cortar el suministro eléctrico, y necesitaban un "moderador". 

Y todo este preámbulo de respuestas, a preguntas de su abogado, ha sido para llegar a la necesidad, según Plácida Guerra, de contar con los servicios de Rodríguez Batllori. "Me veía sola. Necesitaba el apoyo de alguien. Cuando llegó me sentí aliviada. Vi que daba empuje, empezábamos a caminar", ha declarado la ex consejera, que ha negado que hiciera esos pagos a Batllori siguiendo instrucciones de Dimas Martín.

 

"Hubiera quedado más satisfecha si se hubiera podido culminar"


"¿Quedó satisfecha con el trabajo que realizó Rodríguez Batllori?", le ha preguntado su abogado. "Hubiera quedado más satisfecha si se hubiera podido culminar", ha respondido Guerra, asegurando que si no se terminó ese supuesto trabajo fue porque estalló la Operación Unión, se rompió el pacto y "expulsaron" al PIL del grupo de gobierno. 

Sin embargo, tal como ha subrayado el fiscal, tampoco en Inalsa (al igual que ocurre en el Ayuntamiento de Arrecife) hay un solo informe o dictamen elaborado por Rodríguez Batllori, pese a que Plácida Guerra sí ha relatado varios temas en los que supuestamente asesoró, como el convenio colectivo, los despidos que pretendían llevar a cabo o el concurso de acreedores en el que finalmente tuvo que entrar la empresa. 

"Si contrataron a Cobo Plana y Abogados por 20.000 euros para el concurso de acreedores, ¿cómo pudo usted permitir que se pagara dos veces por el mismo asesoramiento?", le ha preguntado el fiscal, sin encontrar respuesta de la ex consejera. Tampoco ha explicado por qué hay facturas que se abonaron a Batllori antes incluso de que constaran en el Registro de Entrada de Inalsa, donde figuran registradas en una fecha posterior al día en que se realizó el pago. "¿Cómo es posible autorizar un pago si ni siquiera tenía la factura?" "¿Cómo se puede fijar un precio si no había objeto del contrato, porque no había contrato?", ha ido preguntando el fiscal ante el silencio de la ex consejera. 

 

"Algo costaron"


Tampoco ha respondido a por qué era necesario contar con Batllori para esos temas cuando Inalsa "tenía 13 o 14 profesionales expertos", aunque a preguntas de su abogado ha afirmado que había "una carencia porque no había departamento de recursos humanos". Respecto a la ausencia de un contrato firmado con Batllori, ha afirmado que ella solo "propuso la contratación" y después dejó el tema "en manos del jurista", sin aclarar a quién se refería.

Además, Plácida Guerra ha hecho hincapié en otro de los servicios que supuestamente prestó Rodríguez Batllori a Inalsa: gestionar cursos de formación a través de Femepa. "¿Le costaron algo esos cursos a Inalsa?", le ha preguntado su abogado. "No sé cuánto costaron", ha respondido Guerra. "¿Pero algo o nada?, insistió su abogado, que parecía esperar otra respuesta. "Algo sí", ha respondido Plácida, sin saber precisar cuánto.

 

"Como mujer me era incómodo sentarme con Barreto"


El abogado de Plácida Guerra también ha preguntado a su defendida por su relación con el sindicalista y miembro de Alternativa Ciudadana Andrés Barreto, que presentó en Fiscalía facturas presuntamente fraudulentas de Batllori a Inalsa, que se incorporaron a esta causa.

"Tuve un episodio muy desagradable con él. Salió en un medio diciendo que yo cobraba de la Consejería de Educación y de Inalsa. Le pedí que rectificara, no lo hizo y volvió a salir diciendo lo mismo en otro medio", ha relatado Plácida Guerra, después de que su abogado le preguntara si Barreto tenía alguna "animadversión" hacia ella.

"Es un señor muy impetuoso y con falta de respeto. Para mí como mujer era muy incómodo sentarme con él en la mesa", ha llegado a afirmar, en referencia a las reuniones a las que acudía Barreto como representante de los trabajadores. "Dejé de ir a esas reuniones", ha afirmado la ex consejera

 

Elorrieta, un yerno de Dimas "sobrevenido"


El último en declarar este jueves ha sido el ex gerente de Inalsa, Rafael Elorrieta, que también se ha acogido a su derecho a no declarar y solo ha respondido a las preguntas de su abogado. Y en sus respuestas, lo primero que ha querido dejar claro es que su vinculación familiar con Dimas Martín es posterior a su contratación por parte de Inalsa.

"Cuando me contrataron no conocía a nadie en Lanzarote", ha afirmado Elorrieta, que actualmente es yerno de Dimas Martín. "¿Conocía a Elena Martín?", le ha preguntado su abogado. "No sabía ni de su existencia", ha respondido, subrayando que su relación personal comenzó después.

Aunque el fiscal le ha preguntado si una vez creado ese vínculo familiar con Dimas, éste le influyó para que autorizara pagos a Batllori, Elorrieta no ha respondido. Después, a preguntas de su abogado, ha mantenido la misma línea de Plácida Guerra, refiriéndose a supuestas reuniones en las que participó Rodríguez Batllori relativas al convenio colectivo y al concurso de acreedores. Incluso, entre los supuestos "trabajos" que Batllori realizó para Inalsa, Elorrieta ha incluido que "hizo de mediador" para que la dirección de Inasa mantuviera una reunión con un director general del Gobierno canario.

Sin embargo, no ha respondido nada sobre la ausencia de contrato firmado con Batllori ni sobre por qué no consta un solo informe por escrito del abogado y ex consejero canario. Al respecto, el fiscal ha recordado que durante la instrucción, Elorrieta declaró en sede judicial que "Batllori no era idóneo porque fue asesoramiento solo verbal".

LO MAS LEÍDO