La Asociación se reencuentra en la Isla promovida por la falta de competitividad de la sal explotada artesanalmente

Los productores de sal piden ayudas al Gobierno para relanzar y posicionar el producto en el mercado

Nadie duda del valor paisajístico de las salinas de canarias, pero en una economía de mercado un producto que no sea rentable está casi que condenado a desaparecer. La Asociación de Productores de Sal de Canarias, fundada en 1994, ...

Nadie duda del valor paisajístico de las salinas de canarias, pero en una economía de mercado un producto que no sea rentable está casi que condenado a desaparecer. La Asociación de Productores de Sal de Canarias, fundada en 1994, se reunió este miércoles en Lanzarote para relanzar la gustosa sal tradicional.

La idea, según expresaron los productores y propietarios de salinas, es ganar un nicho de mercado y rentabilizar económicamente el esfuerzo productivo.

Los salineros reclaman ayuda del Gobierno regional para hacer investigaciones de mercado y buscar las estrategias de competitividad. Actualmente el producto no es competitivo.

Los costes de producción de un kilo de sal industrial ascienden a un céntimo, mientras que el mismo kilo de artesanal alcanza los 13 céntimos de euro.

La diferencia de costes de producción se ve reflejada en el supermercado, y el comprador, al no ser un producto especializado, se desmarca por el precio más barato, aunque no se puede desconocer el inmenso valor gastronómico de la sal canaria.

Iniciativa Interreg

El Instituto Tecnológico de Canarias coordina en el Archipiélago un proyecto, con fondos europeos, para revitalizar las salinas tradicionales. En Canarias hubo hasta sesenta de ellas, pero ahora sólo hay siete activas.

La más productiva es la de Fuencaliente en La Palma, sin embargo, en su conjunto, Lanzarote y Gran Canaria concentran la mayor producción.

Uno de los responsables de la iniciativa destaca que la actividad productiva de las salinas es sostenible y de bajo impacto medioambiental, y, sostiene, que el objetivo fundamental se concentra en que el salinero pueda vivir de las salinas.

Reivindicaciones de la Asociación

Los productores resumen sus reivindicaciones en los siguientes puntos: introducir incentivos fiscales al tratarse de una industria que favorece el medio ambiente, conseguir para la sal marina la marca Reserva de Biosfera en aquellas islas que hayan sido declaradas, conseguir la denominación de la sal marina de Canarias como producto ecológico y con una denominación de origen propia, financiar un estudio de nuevos formatos de envasado, nuevas demandas potenciales, nuevas posibilidades de manufacturación y el desarrollo de una imagen corporativa común de la sal marina de Canarias, incorporar el producto a la actividad agrícola-alimentaria, modificar el arbitrio sobre importaciones y entrega de mercancías en Canarias (AIEM), de forma que se grave la sal importada en el Archipiélago, favoreciendo así la competitividad de la sal marina producida en las Islas.

Promoción y comercialización

Además, piden introducir la sal marina de Canarias en el circuito de comercialización establecido por el Gobierno de Canarias para las producciones alimentarias de las Islas, tratando de generalizar su consumo, como Merco Canarias u otros organismos similares, promocionar la sal marina producida en las Islas en los medios de comunicación mediante campañas institucionales, destacando su aportación para la salud, con cargo a los presupuestos públicos, promover pactos con los distribuidores y vendedores del comercio alimentario de las Islas la distribución preferente de la sal marina de Canarias, incluso situándola en un lugar destacado y

publicitariamente llamativo en los establecimientos de venta al público, promover convenios con las patronales de las Islas para que alienten activamente entre sus asociados el consumo preferente de la sal marina de las Islas, estudiar la posibilidad de implementar ayudas directas a la producción de la sal marina de las Islas por su contribución al entorno y al mantenimiento del paisaje, introducir la sal marina en el listado de productos cuyo transporte entre las Islas es subvencionable y promover convenios con las Universidades de Canarias para que alienten la redacción de tesinas, tesis y otro tipo de estudios de investigación sobre variados aspectos de la sal y las salinas de Canarias, en especial relacionados con la búsqueda de nuevos mercados.

LO MAS LEÍDO