La oposición estima que el Ayuntamiento ha maquillado las cuentas al ocultar una importante parte de la deuda que tiene contraída el municipio

La Corporación de Arrecife aprueba la liquidación de la cuenta general de 2004

El Ayuntamiento de Arrecife aprobó ayer en una sesión extraordinaria del Pleno de la Corporación la liquidación de la cuenta general correspondiente a los presupuestos del ejercicio de 2004. La aprobación se hizo ...

El Ayuntamiento de Arrecife aprobó ayer en una sesión extraordinaria del Pleno de la Corporación la liquidación de la cuenta general correspondiente a los presupuestos del ejercicio de 2004. La aprobación se hizo efectiva con los votos a favor del grupo de Gobierno, integrado por socialistas, Coalición Canaria (CC) y Asamblea por Lanzarote (APL).

Por su parte, el Partido Popular (PP), que paradójicamente aprobó los presupuestos de 2004 cuando formaba parte del Ejecutivo local, se abstuvo en esta ocasión alegando que "las cuentas han sido falseadas por el concejal de Hacienda", porque falta en las cuentas buena parte de la deuda que tiene la Corporación. A su vez, Alternativa Ciudadana 25 de Mayo votó decididamente en contra de la cuenta, añadiendo a los argumentos de los populares el hecho de que no se haya respetado el pacto municipal para la contención del gasto a raíz de la delicada situación financiera del Consistorio.

"Sospecha" en el seno de Alternativa

El voto de los socialistas a favor de las cuentas despertó también la sospecha en el seno de Alternativa, que se sorprendieron por el hecho de que el PSC aprobara el punto del día de hoy, habiendo votado en contra de los presupuestos mientras estaban en la oposición. Pero la aparente paradoja fue justificada por la concejal de Urbanismo y primera teniente alcalde de Arrecife, Nuria Cabrera, en declaraciones a este diario. "En su momento no estábamos de acuerdo con el presupuesto de 2004, pero la liquidación en el fondo son datos económicos que se han generado y además, ya han estado en período de exposición pública", comentó Cabrera.

La concejal socialista valoró, asimismo, los resultados que arroja el documento aprobado ayer por la mañana. "Creo que se han mejorado algunas cosas, y de hecho se está cumpliendo con los rátios de recaudación, aunque el remanente del ahorro de tesorería sigue siendo negativo, pero menos que en 2003, lo que ayuda en cierta medida al plan de saneamiento" de la situación financiera del municipio.

Según Cabrera, los socialistas han procurado ser consecuentes con su política anterior. Y así, señala la concejal que "nosotros no hicimos ningún tipo de exposición, porque entendemos que no es nuestro presupuesto".

Por su parte, el concejal de Alternativa Ciudadana 25 de Mayo, Andrés Barreto, fue duro en sus declaraciones tanto con respecto a los socialistas como a los populares, tachando a ambos de ser inconsecuentes con sus votaciones anteriores a los últimos cambios en la composición del Gobierno local.

Un déficit de 1.600 millones, según AC

Además, según Barreto, las cuentas presentan "un déficit de 1.600 millones de las antiguas pesetas", que han sido maquillados gracias a los créditos de los que disfruta el municipio, que han dejado un supuesto excedente de "tres millones de euros, cosa que es absurda".

Alternativa votó en contra por varias razones. Como señaló Barreto en declaraciones a LA VOZ, "entendemos que no se está cumpliendo el pacto para la contención del gasto, sigue habiendo más gastos que ingresos". Pero además, AC se ha pronunciado en el transcurso de la sesión a favor de que "los próximos presupuestos tuvieran una relación de partidas que se le da a cada concejalía para gasto para ver cual de ellas lo cumple y cual no".

Y por otra parte, la formación representada en la capital por Barreto y Manuel Plasencia ha solicitado el Pleno que "se revisen las contratas del municipio para que no ocurra lo que ha sucedido recientemente, que hemos tenido que pagar una deuda de 400 millones de las antiguas pesetas de hace cuatro años".

Además, Alternativa propuso que se hiciera todo lo posible para acabar con el déficit que arrastra el Ayuntamiento "para que el nuevo grupo de Gobierno que entre en 2007 no se encuentre acogotado para llevar a cabo las políticas sociales".

Aunque lo que más sorprende a Barreto es la inconsecuencia con la que han actuado tanto el Partido Popular como el Partido Socialista. Resulta incomprensible para los progresistas que el PP haya votado a favor de los presupuestos y se abstenga en la aprobación de las cuentas, mientras que en caso de los socialistas ocurre todo lo contrario. De hecho, comentó Barreto en tono irónico que el PSC no ha votado por la liquidación de las cuentas, sino "por la liquidación política del PSOE".

LO MAS LEÍDO