Socialistas y populares rectifican la posición que habían mantenido con anterioridad, cuando el pleno de la Corporación aprobó por unanimidad el rechazo a la reforma electoral

El PSOE se desmarca del Grupo de Gobierno en el Cabildo y vota en contra de la triple paridad

El Grupo de Gobierno en el Cabildo de Lanzarote ha votado por primera vez de forma dividida desde la conformación del actual tripartito en la Corporación. El tema que provocó esta división ...

El PSOE se desmarca del Grupo de Gobierno en el Cabildo y vota en contra de la triple paridad
El PSOE se desmarca del Grupo de Gobierno en el Cabildo y vota en contra de la triple paridad

El Grupo de Gobierno en el Cabildo de Lanzarote ha votado por primera vez de forma dividida desde la conformación del actual tripartito en la Corporación. El tema que provocó esta división fue la reforma electoral contemplada en el borrado del proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad canaria y que pondría fin al actual sistema de la triple paridad. Los consejeros del PSOE son quienes se han desmarcado de sus socios de gobierno, al votar a favor de dicha reforma, en el pleno extraordinario celebrado este martes, mientras que Coalición Canaria y Asamblea por Lanzarote votaron en contra de la reforma, es decir, en defensa de la triple paridad.

El consejero socialista y vicepresidente primero del Cabildo, Manuel Fajardo, sostuvo al argumentar el voto de su partido que él sigue estando en contra de la reforma que pondría fin a la triple paridad, pero que no puede ir en contra "de lo que dice el 94 por ciento de mi partido". Continuó diciendo en su intervención que "no vamos a autoinmolarnos en aras de algo que hemos defendido y llevado hasta el final, en una votación en la que participamos las 7 islas y únicamente votamos no a la ruptura de la triple paridad el PSOE de Lanzarote".

Ante las acusaciones lanzadas en la mesa de plenos por el portavoz de Alternativa Ciudadana, Pedro Hernández, que tildó a PSOE y PP de estar en contra de la pluralidad en Parlamento, Fajardo se defendió diciendo que es "demócrata y tiene que acatar lo que dice la mayoría" y respondió al portavoz de AC, no sin cierta ironía, que "la propuesta que nosotros propugnamos podría darle a usted la oportunidad de poder lucirse en el Parlamento", en referencia a que la reforma electoral propuesta en Canarias por PSOE y PP también implica una bajada de los topes electorales, que facilitaría el acceso al Parlamento a partidos insulares.

Por eso, Manuel Fajardo votó a favor de que se ponga fin a la triple paridad, al igual que lo hicieron los consejeros del Partido Popular. Esto coincide con las directrices de las direcciones regionales de esas dos formaciones políticas, que son las que han pactado la referida reforma electoral.

El portavoz del PP Francisco Cabrera dejaba claro en su intervención que se mantenía de acuerdo con la declaración institucional aprobada por unanimidad hace unos meses en el Cabildo a favor de la triple paridad, pero en cambio su voto y el de su grupo fue en sentido contrario, y tampoco respaldaron la reforma del artículo 17 del texto parlamentario propuesta por el Cabildo. De esta manera, PSOE y PP rectifican la postura que habían adoptado cuando se comenzó a hablar de dicha reforma.

Durante la mañana de este martes, los partidos con representación en el Cabildo habían intentado acordar un pronunciamiento unánime sobre el tema. Por eso, el pleno, que estaba inicialmente convocado para las 9.00 horas, fue pospuesto para las 12.00 horas. No obstante, fue imposible conciliar posiciones sobre la reforma electoral incluso dentro del Grupo de Gobierno.

Esa posición defendida por los socialistas insulares, enfrentándose a la dirección regional, había provocado incluso que a finales del año pasado, Manuel Fajardo presentara su dimisión a la presidencia del PSOE en Lanzarote, pero después la retiró y acató la directiva del secretario regional en Canarias de su partido, Juan Carlos Alemán, de no seguir cuestionando públicamente el proyecto de reforma.

Pese al voto favorable de este martes de los consejeros del PSOE y el PP, que suman 9, se ha impuesto la posición de los 12 votos que suman los consejeros de los demás partidos, por lo cual el Cabildo sigue rechazando institucionalmente la reforma electoral.

Un trabajo a contra reloj

Además, el pleno de este martes votó otros aspectos recogidos en el texto que los representantes de los distintos partidos han estado trabajando y decidiendo conjuntamente. La votación constaba de dos bloques más. El primero de ellos trataba de las reformas que el Cabildo ha propuesto para todos aquellos artículos del texto parlamentario que tienen que ver con los Cabildos insulares. El segundo bloque responde a las propuestas de cambio de artículos en pro del interés general de los canarios.

Todos los grupos de Gobierno se han quejado de la falta de tiempo que han tenido para trabajar el texto. Mientras el Parlamento ha trabajado la reforma del Estatuto durante cerca de año y medio, los Cabildos tienen que hacer sus posibles propuestas de reforma a los 94 artículos, 7 disposiciones adicionales y una disposición transitoria, en 30 días escasos.

El primer bloque de propuestas, en el que todos los portavoces han estado de acuerdo que había que centrarse en conseguir el mayor techo posible de competencias para los Cabildos, cedidas desde el Gobierno de Canarias y para el propio Gobierno autonómico cedidas desde el Gobierno central, ha obtenido el voto positivo de CC, PSOE, PP y Asamblea por Lanzarote, que ha tenido que votar bajo la advocación de "grupo de los no adscritos" tras la apelación hecha por la portavoz del PIL Maria José Docal acerca de su imposibilidad de votar como ApL por no haberse presentado como tal a las elecciones. Alternativa Ciudadana y PIL han mostrado su voto de abstención.

El segundo bloque de propuestas de reforma ha recolectado menos apoyos, ya que AC, PIL y PSOE han elevado su voto de abstención, este último partido ha afirmado por boca de su portavoz Manuel Fajardo "tener dudas sobre la constitucionalidad de algunos artículos". Los "no adscritos", CC y PP han otorgado su voto favorable.

LO MAS LEÍDO