El Aeropuerto esperará a saber si los dos guardias civiles enfermaron de tuberculosis en el recinto

Los dos agentes permanecen ingresados desde que se les detectó la enfermedad a comienzos del mes pasado

ACN

La dirección del Aeropuerto de Fuerteventura no quiere hacer valoraciones sobre la aparición de dos casos de tuberculosis pulmonar en dos agentes de la Guardia Civil que prestaban sus servicios en la Unidad de Seguridad del recinto aeroportuario. Sin embargo, fuentes del aeropuerto majorero han confirmado que esperarán a los resultados médicos que determinen si el primer agente que contrajo la citada enfermedad lo hizo mientras prestaba servicio o en otro lugar.

Lo que parece estar claro es que uno de los dos guardias civiles afectados por la tuberculosis pulmonar fue el primero en contraer la enfermedad y, presumiblemente, contagió, posteriormente, a su compañero, según señalaron las mismas fuentes, aunque esta hipótesis está aún por determinar.

En este sentido, desde el Aeropuerto de Fuerteventura ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los 1.200 trabajadores del recinto y a los usuarios afirmando que "aún se desconoce si el brote de tuberculosis pulmonar tiene su origen en las citadas dependencias, algo que parece improbable".

Asimismo, las mismas fuentes apuntan que la Dirección del Aeropuerto majorero está a la espera de que la Comandancia de la Guardia Civil informe sobre lo sucedido con estos dos agentes, su estado de salud y cuál será el procedimiento a seguir para determinar el foco de la enfermedad, que de estar en el aeropuerto, podría suponer, incluso, la puesta en cuarentena de las dependencias utilizadas por los agentes del Instituto Armado.

Por su parte, varios trabajadores del recinto portuario han confirmado que "hacía varias semanas que corría el rumor, pero nunca nos lo confirmaron de forma oficial ni nos han hecho pruebas para descartar que haya más personas contagiadas", algo que podría demorarse hasta que se conozcan las conclusiones de las investigaciones médicas.

De momento, según fuentes del Instituto Armando, los dos agentes afectados por la tuberculosis pulmonar permanecen hospitalizados.

LO MAS LEÍDO