El Cabildo prevé dejar de utilizar la Ciudad Deportiva como albergue este mes

La institución ha derivado usuarios a otros recursos de asociaciones como Mararía y Emerlan, quedando unas 20 personas sin hogar, que se trasladarán "en una semana o diez días" a un centro que está habilitando Cruz Roja

Albergue para personas sin hogar en la Ciudad Deportiva de Lanzarote

El Cabildo de Lanzarote prevé que la Ciudad Deportiva deje de utilizarse como albergue para las personas sin hogar en este mes de mayo. Y es que, desde la institución se está derivando los usuarios del mismo a otros recursos de asociaciones, previéndose que las instalaciones deportivas queden 'libres' "en una semana o diez días". 

Así lo ha confirmado la consejera de Bienestar Social, Isabel Martín, que ha explicado que actualmente solo quedan "unas 20 personas" en la Ciudad Deportiva, que serán derivadas a un centro que el Cabildo ha puesto a disposición de Cruz Roja, en concreto el antiguo CAD, que la ONG está terminando de habilitar. 

Este centro contará con entre 20 y 25 plazas para personas sin hogar y a él se suman recursos de otras asociaciones como Mararía y Emerlan, a los que ya se ha derivado a unos 15 usuarios. En el caso de Mararía, que cuenta con dos dos viviendas que hasta ahora estaban destinadas fundamentalmente a víctimas de violencia de género, se han "adaptado" para acoger también a mujeres sin hogar. "Porque nos hemos encontrando ya alguna madre con niños y no tiene nada que ver con una situación crónica de sinhogarismo profundo", ha precisado Martín.

La consejera de Bienestar Social del Cabildo, Isabel Martín
La consejera de Bienestar Social del Cabildo, Isabel Martín

Por su parte, Emerlan carecía hasta hace poco de infraestructuras para atender a personas sin hogar pero, después de que el Cabildo se lo propusiera, "se mostraron entusiasmados y buscaron un sitio", según ha indicado la consejera. Este centro, ubicado frente a Puerto Naos, ya está funcionando y cuenta con 16 plazas. 

"La idea es que entre todos haya una capacidad para unas 40 ó 50 personas", ha apuntado Isabel Martín, que ha explicado que el Cabildo elevará al próximo pleno subvenciones nominadas para estas asociaciones, por un valor total de unos 800.000 euros entre todas, para que puedan acoger a las personas sin hogar durante 18 meses. 

Posteriormente, la idea del Cabildo es sacar a licitación un servicio para la atención de personas de bajo umbral y que sea una entidad la que lo gestione. "Un servicio que sería exclusivamente para la pernocta, una cena frugal y un pequeño desayuno", ha detallado Isabel Martín, que ha explicado que, en dicha licitación, podría estipularse que fuera la empresa licitadora la que pusiera las instalaciones para ello. 

 

Un trabajo "profundo y social"

Según ha destacado la consejera de Bienestar Social, todo este trabajo ha sido posible gracias al servicio de inclusión social que el Cabildo puso en marcha en septiembre. "Un servicio nuevo e inédito, porque recuerden que en Lanzarote las administraciones nunca habían reconocido que existían personas sin hogar", ha señalado. 

Este servicio está conformado por dos trabajadoras sociales que, según Isabel Martín, han venido haciendo un trabajo "profundo y social" y "se han dejado la vida haciendo entrevistas, encontrando prestaciones, soluciones, actualizando carnés, documentación y buscando a familiares" de los usuarios que había en el albergue. 

Al respecto, cabe recordar que el albergue de la Ciudad Deportiva se puso en marcha de manera provisional tras el confinamiento decretado en marzo del año pasado y que llegó a tener un centenar de usuarios. Sin embargo, tras el fin del mismo, algunas personas decidieron dejar de asistir al mismo, algunos de ellos porque se marcharon a sus lugares de origen en la Península, según ha trasladado la consejera de Bienestar Social. 

Además, después de que en el albergue se pusieran "unas normas" y se redujera el horario de las instalaciones pudiendo ser solo utilizadas durante la noche, el número de usuarios disminuyó aún más. "Después de eso, en septiembre, nosotros ya creamos el servicio de inclusión social y las trabajadoras sociales empezaron a trabajar perfil por perfil", ha apuntado la consejera, afirmando que entonces a algunos se les tramitaron prestaciones y abandonaron el albergue. Asimismo, a "un par de personas" se les dio trabajo a través de uno de los planes de empleo del Cabildo. 

Finalmente, según ha apuntado, quedó "un colectivo de entre 40 y 50 personas", que es a las que se ha ido trasladando a otros recursos, después de que el Cabildo descartase su idea de crear un albergue en una nave de Arrecife al considerar que era "insuficiente". Además de a Mararía, a Emerlan y a Cruz Roja, también se ha derivado a algún usuario a Flora Acoge. Asimismo, desde el Cabildo se han hecho gestiones con la Asociación Trib-Arte, para también poder contar con sus recursos.  

No obstante, la consejera ha precisado que los recursos de los que disponen estas dos ONG son ya de "medio requerimiento", es decir, "para personas que ya están más estabilizadas, más organizadas, con horarios más ordenados y una disciplina". Además, en el caso de Trib-Arte, trabajan "básicamente con personas inmigrantes". 

Además de derivarse usuarios del albergue a otros recursos, el servicio de inclusión del Cabildo también prevé hacer intervenciones en la calle. Asimismo, se está trabajando con el Ayuntamiento de Arrecife, "haciendo un censo de aquellas personas que viven en la calle y de cuáles son los motivos". "No es solo meter a personas en un sitio para que duerman", ha apuntado la consejera de Bienestar Social, señalando que lo que se pretende en su "reinserción" en la sociedad. 

LO MAS LEÍDO