La venta de cemento sigue creciendo en Lanzarote en plena crisis sanitaria

En junio se vendieron 7.066 toneladas en la isla, un 69,5% más que el año pasado

Imagen de unas obras en Arrecife

La venta de cemento sigue creciendo en Lanzarote en plena crisis sanitaria. Y es que, el pasado mes de junio se vendieron 7.066 toneladas en la isla, un 69,3% más que el mismo mes de 2019, según cifras del Instituto Canario de Estadística publicadas por el Centro de Datos del Cabildo.

Con respecto a mayo, sin embargo, se refleja un descenso del 0,8% en la venta de cemento ya que entonces, a pesar del estado de alarma, fueron 7.121 las toneladas vendidas en la isla. Asimismo, en el cómputo anual también se registra una caída, en este caso del 9,2%.

Y es que, aunque la venta de cemento se disparó en los dos últimos meses del año, no fue así de enero a abril, especialmente en este último mes, cuando el sector de la construcción tuvo que paralizar durante dos semanas su actividad tras un nuevo decreto del Gobierno que obligaba a ello. 

En concreto, en enero fueron 4.959 las toneladas de cemento vendidas en Lanzarote, un 22,1% menos que el año anterior; mientras que el mes siguiente se vendieron 4.970 toneladas, un 27,6% menos que en febrero de 2019. En marzo, la venta de cemento ascendió a 5.260 toneladas, con un descenso del 19,7% con respecto al año pasado; y en abril se vendieron 4.123 toneladas, un 40% menos que en el mismo mes de 2019. 

 

"Muy pocos" ERTE en la construcción 

"La verdad que durante todo el estado de alarma, salvo aquellos días que hubo un parón definitivo, el sector de la construcción ha seguido trabajando, evidentemente con todas las medidas y poniendo todo de su parte para cumplir las distancias y demás pero sí, se ha estado trabajando y continuamos, porque no se puede paralizar toda la actividad económica y la construcción en este caso, con su pequeña ralentización y alguna paralización de alguna obra, en líneas generales, si se compara con el resto de la economía, hemos estado bien", ha señalado el presidente de la Asociación de Constructores de Lanzarote, Neftalí Acosta. 

De hecho, según Acosta, han sido "muy pocos" los ERTE en empresas de construcción en a isla. "El dato que teníamos en mayo estaba en torno a un 2% de todos los ERTE presentados, algo muy pequeño. Y pueden ser más bien aquellas empresas que tuvieran alguna obra que pudiera ser difícil adaptarse a las medidas", ha apuntado. 

En lo que se refiere a la obra privada, el presidente de la Asociación de Constructores de Lanzarote ha manifestado que sí ha habido una "ralentización" en obras en viviendas "por la incertidumbre", pero ha destacado que "a nivel turístico hay hoteles que han aprovechado para reformar".

"Y la parte de obra pública puede seguir contribuyendo", ha añadido Neftalí Acosta, que ha insistido en la importancia de que se agilicen los proyectos. "Vemos que ya se están licitando algunas obras, no muchas, pero sabemos que están trabajando en las distintas Oficinas Técnicas aunque la burocracia es lenta", ha concluido. 

LO MAS LEÍDO