Un total de 32 hoteles y 62 extrahoteleros aguantaron abiertos en febrero y facturaron entre todos 2,3 millones

​La ocupación media por habitación no llegó al 14%, con un total de 10.908 turistas alojados, frente a los 228.757 que recibió Lanzarote hace un año

Turistas en Playa Blanca durante la crisis del coronavirus
Turistas en Playa Blanca durante la crisis del coronavirus

El nivel de alerta 4 en el que estuvo Lanzarote durante todo el mes de febrero no impidió que siguieran llegando turistas a la isla, aunque la reducción fue del 95% con respecto al mismo mes del año anterior. En total, 10.908 personas se alojaron en febrero establecimientos hoteleros y extrahoteleros de la isla, frente a las 228.757 del mismo mes de 2020, según la información recopilada por el Centro de Datos del Cabildo.

La cifra supuso también una reducción de más de la mitad respecto a enero de este mismo año, cuando se alojaron en Lanzarote 22.251 turistas. Fue a medidados de ese mes cuando Lanzarote empezó a escalar en su nivel de alerta, pasando en dos semanas de nivel 1 a nivel 4. Y esto provocó que varios establecimientos decidieron cerrar sus puertas.

De unos 260 establecimientos hoteleros y extrahoteleros que hay en la isla, en enero solo estaban funcionando 114 y en febrero la cifra bajó a 94. En total, en febrero aguantaron abiertos 32 hoteles de los 78 que hay en la Lanzarote y 62 complejos extrahoteleros, de los 182 que había abiertos hace justo un año, antes de declararse la pandemia. Respecto al mes anterior, en febrero cerraron nueve hoteles y 10 extrahoteleros más.

En plazas, esto supuso que en febrero se ofertaban 22.572 en la isla, frente a las 33.498 de enero y las 71.307 que había en febrero de 2020. Y la ocupación que tuvieron no llegó al 14%. Concretamente se situó en el 13,79% de las habitaciones o apartamentos (el 11,1% de las camas), frente al 12,13% de enero de 2021 y al 79,80% de febrero de 2020.

Esos 114 establecimientos que se mantuvieron abiertos en febrero ingresaron en total 2.388.752 euros, de nuevo también con una bajada respecto al mes anterior de casi un millón de euros, aunque repartidos entre menos hoteles y apartahoteles. Hace un año, con todos los establecimientos abiertos, los ingresos del sector fueron de más 57,8 millones de euros, que era una cifra que se venía alcanzando e incluso superando todos los meses.

Además de la ocupación, la crisis también ha hecho bajar los precios. Hace un año, la tarifa media en Lanzarote era de 85,94 euros (100 euros en hoteles y 63 en establecimientos extrahoteleros), y en febrero fue de 63,13 euros (70 en hoteles y 46 en extrahoteleros).

LO MAS LEÍDO