Solo unos 70 alojamientos estuvieron abiertos en Semana Santa y la ocupación media no superó el 25%

"Tenemos que tener un verano, porque si no veremos la muerte de muchas más empresas", advierte la presidenta de la Federación Turística de Lanzarote

Personas paseando con mascarilla en Costa Teguise durante la crisis del coronavirus

Solo un 30% de los establecimientos alojativos de la isla han estado abiertos durante la Semana Santa y la ocupación media no ha superado el 25%, según ha confirmado la presidenta de la Federación Turística de Lanzarote, Susana Pérez. "La Semana Santa ha sido baja, tal y como se esperaba, lamentablemente", ha señalado. 

En concreto, según ha detallado Pérez, solo unos 70 alojamientos permanecen abiertos, entre los que "los hoteles se pueden contar con lo dedos de la mano". "Hay tres o cuatro grandes, de 200 habitaciones, otros dos o tres pequeños, y el resto son apartamentos, casas rurales o villas", ha indicado. 

"No hay ningún hotel que estuviera cerrado antes y que haya abierto para Semana Santa, por lo que permanecen cerrados los que cerraron después de navidades, los que venían con el cierre desde la caída del verano y, la mayoría, un 50%, desde el estado de alarma del año pasado", ha añadido la presidenta de la Federación Turística. 

En cuanto a la ocupación durante la Semana Santa, aunque ha señalado que "podría haber alojamientos pequeños o alguna casa rural que hayan estado al 100%", ha indicado que la media "ha sido de un 20 ó 25 por ciento de ocupación", mientras que en años anteriores al Covid era de un 70% durante la semana y rozaba el 90% durante los días festivos

 

Algo de turimo alemán y francés y algún viajero canario. 

Con respecto al turismo que se ha recibido en estos días, ha habido algunos viajeros de Canarias, "aunque nada que ver con el turismo que hayan podido tener las islas capitalinas, que es donde más se mueve la población sin coger avión", según ha apuntado la presidenta de la Federación Turística de Lanzarote.

"El turismo regional ha sido menor de lo esperado por las limitaciones", ha señalado Susana Pérez. Y es que, cabe recordar que para desplazarse entre islas se exigía una prueba de Covid negativa, que debían sufragar los propios viajeros. Una prueba, no obstante, que Pérez considera "necesaria" para evitar los contagios. 

"Del mercado nacional, nada, porque estaba todo cerrado, a excepción de Baleares y nosotros, y en el ámbito internacional también muy mala situación. Algo de turismo alemán ha venido y algo de turismo francés de aquellos departamentos que estaban abiertos y podían viajar, pero Italia, Países Bajos y Reino Unido estaban cerrados", ha añadido.

 

"Tenemos que tener un verano o morirán muchas más empresas"

Ante este panorama, la presidenta de la Federación Turística espera que "se aceleren las ayudas, tanto las pendientes del Gobierno de Canarias por el IBI turístico", como las estatales, a través del convenio bilateral Estado-Canarias, por el que se prevé "una transferencia de 2.144 millones de euros".

"Esto es lo que urge ahora mismo, además de por supuesto el plan de vacunación, para ver si tenemos un verano. Bueno, tenemos que tener un verano, porque si no veremos la muerte de muchas más empresas", ha advertido Pérez. 

LO MAS LEÍDO