Las restricciones de Semana Santa provocan una "sangría" de cancelaciones de reservas en La Graciosa

Ayuntamiento y empresarios cuestionan que se exija una PCR para ir de Lanzarote a la octava isla y no se trate como "una unidad territorial"

Turistas en La Graciosa durante el mes de octubre. Fotos: Sergio Betancort
Turistas en La Graciosa durante el mes de octubre. Fotos: Sergio Betancort

Las restricciones impuestas por el Gobierno de Canarias para Semana Santa, cuando no se podrá viajar entre islas salvo que se presente una prueba de Covid negativa, han provocado una "sangría" de cancelaciones de reservas en La Graciosa, según han confirmado algunos alojamientos de la octava isla.

"Estamos prácticamente en torno a un 40 ó 45% de cancelaciones porque, claro, miembros de la familia que viajan cinco o seis personas, hacerse una PCR cada uno les supone un gasto bastante importante", han trasladado desde los apartamentos Evita Beach, desde donde han tenido cancelaciones "desde Gran Canaria y Tenerife".

Esta empresa cuenta con 15 apartamentos en La Graciosa y esperaba estar "prácticamente al completo" en Semana Santa. Sin embargo, ahora solo tiene siete reservas y no descarta que éstas también puedan caer. Y es que, parte de ellas son de lanzaroteños, a los que también se le exige una PCR para ir a La Graciosa.  

"Es la puntilla que faltaba, porque también había varias reservas de Lanzarote. Había gente que al no poder viajar a Gran Canaria o Tenerife, lo habían cambiado por La Graciosa", han señalado desde estos apartamentos, desde donde creen también que ha habido "mucha confusión" con las medidas. 

Asimismo, desde este alojamiento critican que no se trate a Lanzarote y a La Graciosa como "una unidad territorial", ya que a los residentes en La Graciosa sí se les permite viajar sin PCR a Lanzarote, pero no al revés. "Para ellos la isla es independiente cuando quieren. Porque si somos una isla independiente, ¿por qué estamos en el nivel 2 de alerta si tenemos cero casos? ¿Y por qué estuvimos en nivel 4 cuando estuvo Lanzarote?", se preguntan. 

"¿Y ahora los de La Graciosa sí pueden ir a Lanzarote y pasearse por toda Lanzarote y no pasa nada y los de Lanzarote no pueden venir a La Graciosa y volver? Si los de Lanzarote tienen que hacerse una PCR para coger un simple ferry abierto durante 20 minutos, imagino que dentro de un rato el teléfono empezará a quemar con cancelaciones porque, no sé, que una persona de Teguise, que incluso es del mismo municipio que La Graciosa, tenga que pagarse una PCR...", añaden desde Evita Beach. 

Además, aunque en su caso afirman que estuvieron "prácticamente llenos" desde el 8 de junio hasta primeros de noviembre, apuntan que ya están "pasándolo mal". "Y por el sentimiento que hay en La Graciosa, muchos negocios de restauración que están funcionando, si no reciben un poco de inyección económica esta Semana Santa, al verano no llegarán", advierten. 

 

"Es posible que se cancele todo"

Por su parte, en los apartamentos El Sombrerito tenían cinco reservas para Semana Santa y "ya se han cancelado dos".

"Aquí estamos libres de Covid y estamos bien pero, claro, si tienen que venir a La Graciosa y pagar el desplazamiento al aeropuerto, el avión y ahora la PCR, imagínese el coste. Entonces, han decidido cancelar", ha señalado su propietario, José María Cabrera. 

Este hombre esperaba que "la Semana Santa fuera a aliviar la situación" ya que, en su caso, afirma además que aunque el verano pasado tuvieron reservas, "tampoco fue tan bien". Y ahora cree que "es posible que se cancele todo" para Semana Santa. 

 

Lanzaroteños con segunda residencia en La Graciosa 

Las restricciones del Gobierno de Canarias no solo afectan a aquellos lanzaroteños que quieran ir a hacer turismo a La Graciosa, sino también a aquellos que tengan alíi una segunda residencia que, según ha apuntado en Radio Lanzarote-Onda Cero el concejal del Ayuntamiento de Teguise, Eugenio Robayna, son "muchos". 

Al respecto, Robayna ha dicho no entender que "el Gobierno mire a la isla como un pueblo más de Teguise para lo que son las inversiones" pero ahora, en la cuestión sanitaria, lo haga "como una isla". "La verdad que no lo entiendo. ¿Cómo es posible que yo viva en Arrecife o Teguise, que hay muchos vecinos que tienen su segunda residencia en La Graciosa y que no puedan ir esta Semana Santa? No a hacer fiestas ni reuniones familiares, pero sí ir a su domicilio", ha criticado el edil. 

LO MAS LEÍDO