La patronal turística considera "insuficiente" el protocolo aprobado y reclama test a los turistas nacionales

La federación lanzaroteña ha recibido como "un jarro de agua fría" el acuerdo entre el Gobierno central y las comunidades de Canarias y Baleares

La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, en una reunión con los presidentes de las patronales turísticas
La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, en una reunión con los presidentes de las patronales turísticas

La Federación Turística de Lanzarote ha recibido como "un jarro de agua fría" el acuerdo alcanzado entre el Gobierno central y las comunidades de Canarias y Baleaes sobre los corredores turísticos, ya que considera "insuficiente" que solo se realice test a los turistas internacionales. "Una vez más no contempla la propuesta de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias de incluir también a los nacionales cuando procedan de zonas de riesgo, según los mismos criterios”, lamentan los empresarios del sector.

Para la Federación Turística insular es “fundamental” establecer mecanismos de control a todos los viajeros que lleguen de zonas de riesgo, incluyendo del propio Estado, aplicando el principio de "no discriminación que establecen las recomendaciones de la UE y sobre todo, porque así lo solicitan países emisores como Reino Unido, Alemania, Irlanda o Países escandinavos a quienes debemos mostrar que somos un destino seguro”, señalan desde la patronal.

Los empresarios lanzaroteños demandan la obligatoriedad para todos los viajeros de zonas de riesgo de presentar test negativo Covid-19 para poder desembarcar en un aeropuerto de las islas y reprochan la actitud del Gobierno central. “Están dando la espalda a Canarias, vetando la propuesta consensuada por las patronales y la Consejería de Turismo del Gobierno canario. Lamentamos que Madrid no colabore reforzando y apoyando la solicitud que nos permitiría garantizar la competitividad de nuestro destino y establecernos como destino seguro”, aseguran.

"Después del esfuerzo realizado por la ciudadanía de Lanzarote, que ha alcanzado el semáforo verde, rebajando notablemente la incidencia de repuntes por coronavirus en la isla", la patronal considera “injusta la desprotección a la que quedaríamos expuestos”. “No es de recibo, que teniendo las islas una tendencia positiva en su conjunto, y especialmente el esfuerzo que se ha realizado en Lanzarote por parte de los ciudadanos, empresas, así como los profesionales sanitarios y equipos de rastreo,  consiguiendo reducir picos que nos situaron por encima de los 500 casos activos, que se nos deje ahora desprotegidos. Los requisitos de entrada deben cumplirse para todos los que lleguen”, reclaman.

Desde la patronal consideran que la reactivación del turismo, además de "seguir cumpliendo y no bajar la guardia", pasa por establecer medidas de control para todos los viajeros que lleguen de zonas de riesgo, para garantizar la "seguridad permanente" como destino turístico" y generar confianza a los turistas/mercados emisores, y mantener una situación estable epidemiológica/sanitaria por debajo de los índices establecidos como zona verde y no estar sujetos o dependientes "de los rebrotes. "Abrir y cerrar todo un destino turístico, el coste que conlleva para las empresas turísticas es muy costoso, esto no es abrir y cerrar un grifo de agua", señalan desde la patronal.

Viajeros en el aeropuerto de Lanzarote durante la crisis del coronavirus
El Gobierno central acuerda por fin un protocolo con Canarias y Baleares para realizar test a los turistas
LO MAS LEÍDO