Londres y otras zonas del Reino Unido vuelven desde el miércoles a un confinamiento de nivel 3

El aumento de los casos de Covid ha llevado al Gobierno británico a anunciar esta medida, que vuelve a afectar al sector turístico canario

Zona de embarque del aeropuerto de Lanzarote
Zona de embarque del aeropuerto de Lanzarote

El Gobierno británico ha anunciado este lunes que Londres y otras zonas del este de Inglaterra pasarán a partir del miércoles al nivel 3, el más alto en lo que a restricciones para frenar la propagación del coronavirus se refiere. 

La medida, anunciada por el ministro de Salud, Matt Hancock, ante el Parlamento supondrá el cierre de bares y restaurantes, salvo para el servicio a domicilio y para llevar, además de exigir reducir la mínimo los desplazamientos fuera de casa y evitar en la medida de lo posible aquellos que sean entre distintas zonas. En definitiva, esto vuelve a suponer un nuevo golpe para el sector turístico canario, que tiene en el Reino Unido su principal mercado emisor.

Además, en lo relativo a las reuniones, se pide evitar reuniones en domicilios particulares y en espacios públicos con personas con las que no se conviva o con las que no se forme parte de una misma 'burbuja', si bien en este último caso no deberán superar las seis personas. La norma entrará en vigor a las 0.01 horas el miércoles en la ciudad de Londres, toda el área de Gran Londres, así como el sur y el oeste del condado de Essex y algunas zonas del condado de Hertfordshire.

"Esta acción es absolutamente esencial no solo para mantener a la gente a salvo sino porque hemos visto que la acción temprana puede evitar más daños y problemas más duraderos después", ha defendido el ministro, que ha explicado que ha tomado la decisión de elevar el nivel de confinamiento hoy y no el miércoles, cuando era la siguiente revisión, ante el aumento de los contagios.

Por su parte, el alcalde de la capital, Sadiq Khan, ha destacado que aunque la medida es "increíblemente decepcionante" para los negocios, "el virus se está acelerando en la dirección equivocada una vez más en todo Londres y las vidas de los londinenses están en peligro". "Sería una tragedia perder a más personas cuando la vacuna ya se está suministrando en nuestra ciudad", ha destacado en un comunicado.

LO MAS LEÍDO