La demanda eléctrica en Canarias se desploma y cierra 2020 con un descenso inédito del 10,4%

Lanzarote y Fuerteventura obtuvieron las peores caídas

Central eléctrica Endesa en Lanzarote
Central eléctrica Endesa en Lanzarote

La demanda de electricidad en Canarias se desplomó en el 2020 como consecuencia de los efectos derivados de la crisis del coronavirus, cerrando el año con una bajada del 10,4% a nivel regional con respecto a 2019, según datos de Endesa; si se incluye el efecto del año bisiesto, dado que 2020 tuvo un día más respecto a 2019, la caída de la demanda se sitúa en -10,6% a nivel regional.

En gigavatios hora (GWh), el año cerró con una demanda de 7.961,8 frente a los 8.881,5 de 2019, experimentando los descensos más acusados la provincia oriental, como consecuencia del desplome en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, que lideran el ranking de caída de la demanda, llegando a duplicarla incluso; mientras, en las islas de la provincia occidental la demanda descendió en línea con la media regional o incluso menos, y El Hierro fue la única de todo el Archipiélago que experimentó incrementos de la demanda eléctrica.

Endesa, a través de sus 9 centrales térmicas y de los 15 parques eólicos de su filial renovable, Enel Green Power España, dio cobertura en el conjunto del año a cerca del 85% de la demanda total de electricidad de las islas; el restante 15%, se cubrió con la energía renovable generada por otros 1.600 productores.

Entre todas las tecnologías de producción, Endesa cuenta con una potencia instalada de 2.589,4 MW [megavatios] en Canarias, que produjeron 6.744,8 GWh de energía eléctrica en 2020.

LO MAS LEÍDO