La AIRef propone limitar la subvención a los vuelos de residentes o ajustarla a la renta de los viajeros

Un informe elaborado por este organismo concluye que los precios de Canarias a la Península han subido un 12% desde que se incrementó el descuento

Aviones en la pista del aeropuerto de Lanzarote
Aviones en la pista del aeropuerto de Lanzarote

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), creada por el Gobierno central como órgano fiscalizador con autonomía propia, ha propuesto limitar el descuento que reciben los residentes canarios en los vuelos. El estudio de AIReF, presentado este jueves, analiza el impacto que ha tenido el aumento de ese descuento al 75%, concluyendo que ha supuesto un incremento del 12% en el precio de los vuelos entre Canarias y la Península.

En concreto, añade, que el aumento de precios "es mayor cuanto más propenso es un vuelo a llevar residentes", de tal forma que se entiende que "a mayor porcentaje de residentes en un vuelo, mayor es el efecto de la subida de la subvención en los precios".

Por ello, la AIReF ha reclamado limitar las subvenciones que se otorgan a los ciudadanos de Baleares y Canarias para que realicen viajes en avión a la península, de forma que se modulen en función de su nivel de renta o a través de un importe fijo por billete.

Para establecer esta limitación, la entidad propone fijar una subvención máxima por residente, o bien limitar el número de vuelos que puedan realizar al año.

Con esta medida, la AIReF pretende “optimizar esta subvención”, que supuso 730 millones de euros a las arcas públicas en los últimos doce meses, y evitar las distorsiones que considera están ocasionando en este transporte, tanto en precio como en el perfil de viajero, así como en el mercado.

 

Los más ricos copan la mitad de la subvención

En paralelo, AIReF también ha detectado una "muy desequilibrada" distribución de la subvención entre la población, dado que "la mitad de los residentes no vuela y, por tanto, no percibe ayuda alguna".

En este sentido, resalta que el 20% de residentes con las rentas más altas concentra el 50% del total de la subvención, mientras que, por el contrario, el 40% de la población con menor renta recibe el 17% del total de las subvenciones en el caso de Canarias.

Respecto a Baleares, si bien registra más equidad, indica que el 40% de la población con menor renta acumula el 21% de las ayudas.

La Airef considera que todo ello se debe a que "las rentas altas vuelan más veces y compran billetes más caros y, por lo tanto, son quienes "están recibiendo una mayor parte de la subvención".

De ahí que la entidad proponga estudiar mecanismos para garantizar un reparto "más equitativo" de las ayudas públicas a la movilidad de los territorios extrapeninsulares.

En este punto, sugiere sustituir la actual subvención del 75% del precio del viaje por una subvención de cuantía fija para cada una de las rutas o bien “articular mecanismos para lograr una distribución más igualitaria de la subvención por niveles de renta”.

LO MAS LEÍDO