Teguise celebra la noche de Finaos con el espectáculo 'Plegarias'

Arte, tradición y vanguardia se unieron en esta cita que puso en pie al público asistente

Teguise celebra la noche de los Finaos
Teguise celebra la noche de los Finaos

Teguise celebró la noche de Finaos con la puesta en escena del espectáculo "Plegarias", creado y dirigido por Daniel Aparicio Padrón y organizado por el grupo de teatro Esperanza Spínola Elenco C.A.S., con la colaboración de la Agrupación Folclórica Guanapay.

La obra se representó en el Convento Santo Domingo, con una puesta en escena impecable donde no faltó el más mínimo detalle, quedando reflejado en cada acto “el simbolismo y el misterio” que siempre ha existido en el entorno de la muerte, rodeada por el qué será de nosotros “cuando atravesemos el umbral de la eternidad”.

Durante el desarrollo del espectáculo, el público estuvo expectante a cada movimiento de los actores y actrices, observaban cómo iban recreando el fiel reflejo de las costumbres existentes en las familias en tiempos no tan lejanos.

Estas rutinas se llevaban a cabo en los velorios cuando se desarrollaban en la vivienda familiar del difunto, donde estaban muy presentes los lutos de riguroso negro para mujeres y hombres. Como la noche de velorio daba para mucho, y había que estar despierto, los familiares más cercanos reunidos en la sala mortuoria rezaban el rosario mientras que los acompañantes se daban cita junto a la cocina o la habitación de al lado. Para que el sueño no les tumbara, se echaban alguna copa de coñac, ron o vino, invitando también a la mujer a una copa de anís, acompañándola con alguna galleta o dulce casero.

En "Plegarias" no faltaron las lloronas, también llamadas "plañideras": mujeres contratadas por las familias más pudientes. Según la tradición, sus lágrimas aportaban “la sal necesaria en el tránsito a la otra vida”, quedando asociada la cantidad y el desgarro de su llanto, a la categoría social y el rango del difunto. 

"Plegarias" es un espectáculo que mezcla escenas audiovisuales, música y danza, pretendiendo abrir una reflexión sobre si lo que vemos es oscuro o no, o si creemos en algo más después de la muerte. Es una propuesta rompedora en la que confluyeron diversas culturas con raíz canaria, alguna melodía gitana y leyendas asiáticas con danzas contemporáneas, consiguiendo con creces los objetivos. 

Esta combinación de arte, tradición y vanguardia consiguió poner en pie al público asistente, que brindó una ovación de aplausos a todo el elenco de artistas.

LO MAS LEÍDO