Carta abierta al PSOE (De un ciudadano entre millones, que desean una España diferente)

Desde la óptica de una ‘persona y ciudadano de los de bien’, que tanto últimamente está en boca de los partidos políticos y sus voceros que nos han (des)gobernado los casi cinco años precedentes, que desea lo mejor para la mayoría de esta España tan rica y variada, cargada de valores tan tangibles, es totalmente necesario y con carácter urgente, hacer llegar estos postulados a este, por ahora, desnortado PSOE e intentar parar el desaguisado (hay tiempo para ello) y que enderece el camino y la trayectoria que siempre había defendido: defensor de la limpia y verdadera democracia, de los derechos sociales y de la clase media y trabajadora, así como, de una sociedad justa, igualitaria, moderna y eficiente.

Lo que sigue, es un recordatorio (por si aún tienen dudas o no se han enterado de que va la historia).

En el momento tan importante para la nación, a la hora de la verdad, le salen dudas por las presiones de sus viejos y no tan viejos dirigentes más caducos y conservadores del partido para que se dispongan a alinearse con el PP, paradigma de la corrupción dentro del conjunto de naciones de la Unión Europea.

La historia pasada, reciente y actual, está demostrando que el PP, es la organización política creada para aprovecharse de la endeble e incompleta democracia que nos hemos dado, y, cuando ha tenido y tiene la ocasión para subvertirla -siempre que ha tenido mayoría absoluta-, se aprovecha legal, ilegalmente, inmoralmente o de la forma que sea, para conseguir sus propósitos (siempre en detrimento de la mayoría ciudadana, rebajando o anulando derechos políticos y sociales) y favoreciendo a unas minorías privilegiadas en el ámbito económico, y de paso, acometer la malvada tarea de ser un partido político que se deja corromper, y al mismo tiempo, corrompe, con tal de conseguir sus aviesos objetivos, esquilmando sin pudor los fondos económicos del Estado en detrimento de servicios sociales y de todo orden para los ‘ciudadanos de bien’, que somos la mayoría. En su ADN genético, está la mentira, la despiadada y verdadera lucha de clases, el desprecio a las clases sociales medias y trabajadoras, emigrantes, y en general, -me atrevo a decir-, a todas las personas de bien, que no comulgan con sus nefastas ideas. A sus hechos me remito y os remito (hemerotecas aparte, no tendríamos suficiente espacio en esta carta abierta para describir y desarrollar toda la podredumbre que ha esparcido por todo nuestro suelo patrio en los últimos años, a base de leyes, decretos leyes, todos lo más injustos que se pueda imaginar). ¡Prácticamente, todo lo que ha tocado, lo ha podrido!

Otra certeza: todos los partidos políticos del espectro nacional (excepto su afín en ideología, Ciudadanos), están totalmente de acuerdo de que el PP de la corrupción, desigualdad, mentiras y recortes sociales a mansalva, no debe gobernar ni un minuto más.

Ahora se presenta lo más importante y sustancioso: la actual gestora (en funciones) del PSOE, después de intentar -y conseguirlo- dividir y desmembrar el partido, bajan la guardia y se quieren rendir, genuflexos, absteniéndose y dejando gobernar al partido, que hasta ahora, lo declaraban como el de la corrupción institucionalizada, el de la reforma laboral más injusta, el del sistema educativo más burdo e ineficaz, el del recorte de libertades democráticas, el de recortes y merma de avances sociales y de sanidad, etc.

Echan la culpa a los que les han votado y resulta, que, de facto, el PSOE está admitiendo, por todos los canales a su alcance, la podredumbre que atesora el PP y el peligro que supone que siga gobernando las instituciones, para la sociedad del bienestar social y también de la higiene democrática de este país. Seréis corresponsables en grado sumo del desastre que se avecina, en el caso de permitir con vuestra abstención (por activa, por pasiva o de cualquier otra forma fraudulenta o no -recordemos el llamado Tamayazo o las ausencias premeditadas y confabuladas a los excusados-).

En definitiva:

1) ¿Dónde está escrito (como vocean algunos “barones autonómicos conservadores”), qué si vamos a nuevas elecciones, el PP y Ciudadanos van a conseguir llegar a la mayoría absoluta?

2) ¿Dónde está escrito (como vocean los mismos) de qué rindiéndose a la abstención, es más digno que ir a terceras elecciones?

3) ¿Dónde está escrito que apoyar a un PP que ha hecho arrodillarse a los sindicatos, que ha realizado campañas del miedo y de la hecatombe sobre las/los pensionistas, privarnos de derechos de toda índole, amenazarnos con los peores designios si no seguimos dóciles y humillados, con un horizonte de sueldos de esclavitud, desigualdad y pobreza, es necesario y que hay que rendirse como quiere este PSOE?

4) ¿Dónde está escrito que por presiones del tóxico Felipe González y sus irrelevantes colegas de quinta (caducos y obsoletos), la prensa conservadora de Madrid, el establishment económico y mediático… hayan doblegado la voluntad de los genuinos poderes del partido y se han dejado influenciar para defenestrar a Pedro Sánchez, y, por ende, ningunear a los simpatizantes?

5) ¿Dónde está escrito que la militancia (las bases) están distanciadas de las posturas más que racionales, de no dejar gobernar al PP? El genuino PSOE necesita urgentemente nuevas caras en los órganos de dirección y en las listas electorales para afrontar las elecciones de diciembre. Esto debe ser el acto de valentía para recuperar los votantes perdidos y ser creíbles de nuevo. Lo demás será abocarse a la debacle anunciada desde hace mucho tiempo: ¡pasar a ser un partido irrelevante!

6) Lo que sí está escrito y rubricado es que una abstención será el suicidio del partido; los militantes y votantes saldrían en estampida y sin solución de continuidad. El comité federal (gestora en funciones) lo tiene muy crudo; los miembros tienen la mayoría teórica, pero no la fuerza moral. La oposición a la investidura de Rajoy y la militancia deben ser los que tengan la última y definitiva palabra. ¡Si hay abstención, el PSOE, moralmente y éticamente, pierde la condición de oposición relevante al PP. Otros se arrogarán esta misión con todo derecho moral y ético!

7) Está escrito y rubricado que el PP está dispuesto a doblegar al PSOE (dado su extremo estado de debilidad), con el indecente argumento del miedo. O ellos o el ‘extremismo’ infundado de PODEMOS, los nacionalistas y otros demonios inventados.

8) ¿Dónde está escrito que un PP en minoría es mejor que un PP en mayoría? Excusas para la humillante rendición La vieja guardia se rinde y no lucha por resurgir y convencer a los ciudadanos de que la regeneración está en apartar al PP corrupto y corruptor de las instituciones, haciendo que nuevas caras puedan realizar de nuevo, buenas y honestas políticas sociales, laborales, culturales, democráticas y de igualdad.

9) ¿Dónde está escrito (a no ser que esté grabado en las mentes enfermizas y cobardes de los dirigentes del golpe de mano bochornoso contra Sánchez) que el país se paralizará i se desmoronará, si vamos a elecciones? ¿Se paralizó algo en este país, cuando la verdadera izquierda (PODEMOS y sus confluencias, entraron a gobernar y gestionar, juntamente con el PSOE, autonomías y ayuntamientos de España)? El verdadero motivo: el pavor que tienen, por incapaces, de que les nieguen el voto hasta los más afines. Si se abstienen, más pronto que tarde, se les pasará factura. El tiempo y el recuerdo es inexorable.

10) Está escrito y rubricado que el torpe e inútil golpe de mano, ha desangrado aún más al PSOE, dando oxígeno a un PP debilitado, carcomido por la inmundicia y por la indecencia global. Al pacto del conservadurismo postfranquista, se está uniendo el conservadurismo postsocialista y nos está llevando al estado de confusión y desigualdad presente tan nefasto. El PSOE solo podrá resurgir con la ayuda de los jóvenes y las clases urbanas. El futuro de esta organización, ni mucho menos está en el mundo rural y envejecido. Tiene el deber de poner en marcha y actualizarlos, los postulados que nunca debió abandonar y, con valentía y coraje, apartar a los conservadores de las instituciones. Con valentía, con orgullo y sin rendición alguna.

11) Está escrito y rubricado que el drama del actual PSOE, es que paga con creces la falta de una idea de España radicalmente distinta de la del PP. ¿Dónde está la España federal que prometió

José Luis Rodríguez Zapatero?

Por último, el diagnóstico de la ciudadanía en general y de los simpatizantes del PSOE en particular, está escrito: ¡han echado a Sánchez para que siga Rajoy!

El PP, no solo quiere la abstención; también exigirá al PSOE que se comprometa a dejarle gobernar con total libertad. ¡Demencial!

Si en la era de Aznar López, campaba a sus anchas la Gürtel y siguió juntamente con las tramas Imelsa, Acuamed, Bárcenas, Brugal, Taula, Púnica, Palma Arena, T. Black… y muchas más… en la era de Rajoy Brey, ¿dónde está escrito que la inmundicia esparcida por el PP en estos años aciagos para centenares de miles de familias, no sigue y seguirá, tal es la presunta impunidad de que gozan, amparándose en los ingenuos ciudadanos que les votan, a pesar de todo?

El aburguesamiento pernicioso de los llamados barones socialistas es un verdadero lastre para el resurgir del PSOE y de España; es urgentísimo que la formación se renueve y se llene de gente limpia, fresca y con futuro político. La socialdemocracia europea está en mínimos y es una ocasión única para ser los valedores del resurgir de sus postulados: redistribución de los ingresos, promoción de la igualdad de oportunidades, nuevo marco de derechos laborales, adecuación política a las nuevas realidades sociales y económicas, respeto a la carta Social Europea, acatamiento a las sentencias del TJUE y en la tutela efectiva de sus resoluciones con los derechos de trabajadoras y trabajadores, en especial en lo que se refiere al SMI y salarios dignos, recuperación efectiva de la Ley de Dependencia, fomento de las distintas formas de energía, impulso a nuevas y racionales infraestructuras, economía productiva y bienes de equipo, fomento de I+D+i como corazón de las tecnologías de la comunicación y de la información, potenciación de la cultura y de las emisoras de las televisiones y emisoras de radio públicas, cumplimiento y revisión de la Ley de Memoria Histórica, igualdad de género en la ocupación de puestos de trabajo, pensiones de jubilación revalorizadas según el IPC, potenciar la seguridad ciudadana, lucha eficaz contra las mafias y organizaciones delictivas, regeneración democrática, potenciar un Poder Judicial independiente, transparencia en todo lo público y privado, eliminación de las llamadas ‘puertas giratorias’ de quien haya ostentado cargo público, estímulo al desarrollo personal, mejora de la protección social en todas sus vertientes, favorecer la integración, recuperar la proyección internacional para sacar a España del furgón de cola de Europa de un sinfín de cuestiones, en las que nos encontramos actualmente.

Estos temas se pueden conseguir si vamos a unas elecciones con valentía y con ánimo de recuperar la hegemonía perdida (conjuntadamente con otras formaciones de izquierda y afines en intereses progresistas, sociales y democráticos), ya que, hay motivos sobrados, en bien de los españoles y de España. Todo, antes de que el PP siga perpetrando sus nefastas tropelías.

El PP y Rajoy están en una posición débil y difícil, debido a todo lo que el pueblo español sabe y no se fía de ellos, y, se deben afrontar las terceras elecciones con la convicción de que la ciudadanía de bien está convencida de que el PP de la corrupción generalizada, la desigualdad y el sufrimiento que ha hecho padecer a las clases medias y trabajadoras, les va a pasar una factura histórica: ¡a la tercera, va la vencida!

Todo el espectro político nacional está en el NO a la investidura de Rajoy (a excepción de Ciudadanos): ¿cómo va a ser posible que el PSOE sea el único partido que deje con su abstención (implícita o no) con cualquier añagaza, ausencias impropias incluidas, gobernar al PP, que nadie le quiere? Sería el final más deshonroso para un partido centenario e histórico y que la ciudadanía española, no tengan la menor duda, le daría la espalda definitiva y masivamente.

Están esperando con impaciencia el devenir de la gestora (en funciones) del PSOE y decantarse por partidos que representan la genuina izquierda progresista de este país (UNIDOS PODEMOS y sus confluencias en las autonomías del Estado, por ejemplo).

Por supuesto, las bases socialistas, amparadas y secundadas por un sinfín de mandos proclives al NO, esperan el definitivo gesto del comité federal, que debe consultar a la militancia y no cometer el fatal error de que los 250 miembros de dicho comité, decidan un tema tan trascendente para el conjunto de la nación.

Esperemos que la cordura entre de lleno en ese comité federal y no se autoinmole penosamente.

Por otra parte, ¿quién va a salir a decir que se abstienen por ellos, por el bien de los españoles, por el bien de España y por patriotas, cuando es lo mismo justamente que argumentan desde el PP?

Esperando con emoción el devenir de los acontecimientos, que esperamos sean racionales, justos y, en definitiva, decisivos para enderezar el tortuoso sendero en el que estamos por culpa de las políticas neoconservadoras del PP, en esta carta abierta al PSOE, he querido plasmar el deseo ferviente de la España que millones de ciudadanos nos merecemos.

Rodolfo Barbero Berdejo, Jubilado