CC y PSOE, verdugos de Arrecife

Silencio, mutismo, complicidad,  son algunas de las palabras que describen la actitud del Gobierno de Arrecife con las actuales cuentas autonómicas. Y es que el presupuesto regional para 2017 maltrata descaradamente a la tercera capital de Canarias; una capital que está sedienta de empleo y carente de inversión. Hay mucho por hacer y son pocas las ganas de relanzar nuestra ciudad que tiene el grupo de Gobierno formado por  PSOE, CC y PIL. 

El listado de carencias y necesidades de Arrecife es cada vez mayor, como lo es la caradura del  PSOE y  CC que no han sido capaces, un año más, de plasmar en los presupuestos para el año próximo las soluciones que demandan los arrecifeños. El anciano que pide su residencia; el joven emprendedor que pide incentivos para crear su empresa; el vecino de Argana Alta que pide su Centro de Salud; los padres de Maneje que piden el I.E.S que les habían prometido; el niño que pide un parque en condiciones donde jugar… Muchas. Muchas son las demandas que se le acumulan al actual Gobierno y pocas, muy pocas, las ganas de solventar los problemas diarios de los vecinos. 

Un ejemplo claro de la dejadez y la desidia que desde el minuto uno caracteriza al gobierno municipal lo tenemos en la calle La Fermina, en Titerroy, con el asfalto bizcochado; o en la Calle Tenderete, en Argana Alta, llena de socavones como si de un campo de minas se tratase; o en Padre Claret, en Altavista, que sigue sin alumbrado; o en Argana Alta sin Centro de Salud y con un Pabellón Deportivo cerrado; o en Maneje donde piden a gritos que se mantenga limpio y en condiciones el parque que tanto les  costó conseguir; o  Valterra y Titerroy que llevan años reclamando que se rehabiliten sus viviendas y acabar de una vez con la agonía de muchas familias...

Esta es tan solo una parte de la dura y triste realidad que vive Arrecife a día de hoy. Una realidad a la que el Gobierno de Canarias le da la espalda y ante la que CC y el PSOE en Lanzarote giran la cabeza.

Hemos perdido una nueva oportunidad de posicionar a Arrecife en el lugar que le corresponde por no alzar la voz, por no decir ¡basta ya!, por no plantarse en la sede de Presidencia del Gobierno de Canarias y reclamar lo que verdaderamente nos corresponde, pero parece que los colores políticos pesan más que las necesidades de nuestra gente.

Arrecife no se merece un grupo de gobierno conformista ante los despropósitos del Gobierno de Canarias. Debemos ser críticos y alzar la voz, debemos exigir lo que nos corresponde, lo que nos merecemos. Debemos gritar un ¡basta ya! real,  lejos de paripés y teatros orquestados por el bien queda partidista.

 

*Jacobo Medina, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Arrecife