28/Abr/2017

EL EX GERENTE DE SU FILIAL EN LANZAROTE TAMBIÉN FUE ARRESTADO EN 2015

La UCO inicia una oleada de detenciones en Madrid por malversación y cohecho en Canal Isabel II

La matriz de la empresa que gestiona el agua en Lanzarote se ve inmersa así en una nueva causa de corrupción. Entre los arrestados se encuentra el ex presidente de la Comunidad de Madrid

La UCO inicia una oleada de detenciones en Madrid por malversación y cohecho en Canal Isabel II

La matriz de la empresa que gestiona el agua en Lanzarote, Canal Isabel II, se ha vuelto a ver inmersa en una macrocausa contra la corrupción. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha iniciado este miércoles una operación en la que se esperan decenas de detenciones y registros por delitos de malversación, blanqueo y cohecho, según informan distintos medios nacionales. 

Entre los primeros arrestados se encuentra el ex presidente de la Comunidad de Madrid y de la empresa pública madrileña de aguas, Ignacio González, que estaba al frente de la entidad cuando se le adjudicó el ciclo integral del agua en Lanzarote, en el año 2013, a través de un procedimiento negociado, tras quedar desierto el concurso.

La investigación está dirigida por la Audiencia Nacional, con la intervención de la Fiscalía Anticorrupción, y entre otras cosas se centra en el presunto pago de comisiones y sobreprecios por parte de Canal Isabel II para la compra de empresas en Brasil y Colombia.

 

Otra oleada de detenciones en 2015


Esta nueva operación se suma a la que ya llevó a cabo la UCO en febrero de 2015, la operación Tosca, que salpicó directamente a Lanzarote. Entonces fue detenido el que en ese momento era gerente de Canal Gestión en la isla, Gerardo Díaz, aunque su arresto estaba relacionado con su época como gerente de Hispanagua, otra de las filiales del Canal de Isabel II.

El mismo día en que practicó su detención, junto a la de otra decena de personas, la Guardia Civil explicó en un comunicado que “tras el análisis de la documentación intervenida” en otros registros realizados en 2014 en la sede de Hispanagua en Madrid y en varias consejerías de Melilla, “se detectó la existencia de varias personas que fraudulentamente gestionaban fondos públicos en connivencia con funcionarios, cargos públicos y directivos de distintas empresas, viciando procesos de contratación y persiguiendo intereses personales o empresariales en lugar del interés general”. 

Tras su detención, Gerardo Díaz quedó en libertad con cargos y continuó al frente de Canal Gestión Lanzarote, aunque meses después, en octubre de 2015, finalmente fue destituido. En su momento, el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, junto a los alcaldes de Tías, Tinajo, Teguise y Haría; los gerentes del Consorcio del Agua, del Consejo Insular de Aguas y del Consorcio de Seguridad y Emergencias; los consejeros delegados de la SPEL y los CACT; así como el presidente del Comité de Empresa de Canal Gestión firmaron un escrito pidiendo que se mantuviera a Gerardo Díaz al frente de la empresa. La petición no fue atendida, aunque esto no significó su salida de la empresa matriz, ya que Canal de Isabel II recolocó a Díaz en la Dirección Financiera y de Desarrollo de Negocios en Madrid.

En otra operación más reciente, de la mano del caso Púnica, la UCO ha investigado también a esta empresa madrileña. Según el sumario de esa causa, publicado entre otros por el diario El País, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, durante la etapa del popular Ignacio González (2012-2015) se sirvió supuestamente de dos empresas públicas -Canal de Isabel II y la Agencia Informática ICM- para pagar campañas de mejora on line de la imagen del propio González y de su mano derecha y consejero de Justicia y Presidencia, Salvador Victoria, con dinero obtenido presuntamente de “manipular e inflar" los precios de distintas contratas. 

En esta sección
Comentarios