24/Abr/2017

"¿QUÉ COMPAÑEROS, SI SOLO INFORMABA ÉL?", PREGUNTÓ LA ABOGADA DE LA ACUSACIÓN

Lorenzo insiste en que él solo hizo informes de trámite: “Creía que mis compañeros tenían que emitir otros”

El jefe de la Oficina Técnica de Yaiza ha afirmado durante el juicio del caso Yate que cometió "un error" en su primera declaración y niega ahora que se reuniera con promotores del Plan Parcial Playa Blanca antes de realizar su dictamen

Antonio Lorenzo, durante la primera jornada del juicio celebrado este lunes.
Antonio Lorenzo, durante la primera jornada del juicio celebrado este lunes.
Lorenzo insiste en que él solo hizo informes de trámite: “Creía que mis compañeros tenían que emitir otros”

El actual jefe de la Oficina Técnica de Yaiza, Antonio Lorenzo, ha modificado este lunes su declaración en el juicio del caso Yate, negando haberse reunido con el entonces alcalde, José Francisco Reyes, y con promotores del Plan Parcial Playa Blanca, como Ignacio Díaz de Aguilar, antes de emitir su informe positivo sobre el proyecto de urbanización de ese Plan. En contra de lo que afirmó en fase de instrucción, Lorenzo ha declarado este lunes que solo habló con el que entonces era jefe de la Oficina Técnica, ya fallecido, y con el secretario, Vicente Bartolomé Fuentes, que también está acusado en la causa y ha confesado que delinquió al informar sobre ese proyecto de urbanización, porque era plenamente consciente de su ilegalidad.

Según Lorenzo, él realizó esa consulta porque tenía “dudas con respecto a la legalidad de ese proyecto” y porque “no estaba muy seguro de cómo estaba la situación con respecto a ese Plan”. Pero finalmente terminó emitiendo un informe positivo, que es el que le ha llevado al banquillo de los acusados en esta causa. “Yo informé positivamente a la tramitación, no al expediente”, ha defendido Lorenzo, que es uno de los dos acusados del caso Yate que no han reconocido los hechos por los que están acusados. Así, ha repetido un argumento similar al que ya empleó en otro juicio por la concesión de licencias de construcción dentro de ese Plan Parcial, a dos empresas vinculadas con Pedro de Armas. En esa causa, Antonio Lorenzo ya fue condenado a 19 meses de cárcel junto a José Francisco Reyes y Vicente Bartolomé Fuentes, en una sentencia que está pendiente de que se resuelvan los recursos.

En su informe sobre el proyecto de urbanización, que es lo que se juzga en el caso Yate, el propio Lorenzo realizaba una “advertencia”, señalando que la parcelación no coincidía con el plano parcelario presentado en el proyecto de urbanización. “Hago advertencia de lo que me pareció extraño”, ha declarado este lunes. Y esto, según la Fiscalía, ya hubiera sido motivo suficiente para que su informe fuera negativo. Pero además, tal como han subrayado el fiscal y la abogada de la acusación popular, también debería haber advertido de que se cambiaba el uso del suelo, que no se habían publicado las normas del Plan Parcial y que no se había adaptado a la moratoria del Gobierno de Canarias, por la que en realidad ese Plan pasó a quedar extinguido y no podía desarrollarse.

 

"Yo creo que no"


“Iníciese el trámite. Eso es lo que yo informé”, ha insistido Lorenzo. “Yo informo un proyecto de urbanización. El contenido tiene que permitir después a otro técnico distinto llevarlo a cabo”, ha señalado, pese a que el suyo fue el único informe técnico que se emitió, junto con el informe jurídico del secretario.

Sobre la única advertencia que sí realizaba en su dictamen, el fiscal le ha preguntado si ése no era “motivo suficiente” para informar en sentido negativo. “No lo sé, yo... Yo creo que no”, ha respondido, agregando que si puso eso en el informe fue para “advertir” a sus “compañeros”. “Yo creía que mis compañeros tenían que emitir informes”, ha reiterado. A esto también ha respondido después la abogada de la acusación popular, Irma Ferrer, que ha formulado sus preguntas pese a que el acusado se ha negado a responder.

Así, ha quedado en el aire la pregunta de a qué otros “compañeros” se refería, dado que tanto en este expediente como en las licencias concretas de construcción que se otorgaron después, únicamente “aparece él”, Antonio Lorenzo. “No había otro compañero al que advertir”, ha subrayado la letrada, a quien el acusado ha evitado incluso mirar mientras formulaba las preguntas, expresando solo un gesto de desagrado al escuchar alguna de ellas. Una, referida a su hermano, Augusto Lorenzo, que en ese momento era consejero de Política Territorial del Gobierno de Canarias, y otra relativa a una posible vinculación económica del acusado con ese Plan Parcial.

 

“No hizo la advertencia principal”


“A ver, señor fiscal, yo actúo como ingeniero, no como urbanista ni como jurista. Yo entendía que otros compañeros lo tenían que saber”, le ha contestado por su parte a Javier Ródenas, cuando en un tenso interrogatorio ha insistido en preguntarle por esa advertencia en su informe, pese a la cual concluyó poniendo al final un “positivo en mayúsculas”.

Además, el fiscal ha reiterado que Lorenzo “no hizo la advertencia principal”, la del cambio del uso del suelo, de mixto a residencial, “la de más trascendencia”. “¿Por qué no se lo advirtió al alcalde, al secretario?”, le ha preguntado. “Que yo recuerde, al alcalde no se lo dije”, ha respondido Lorenzo, que previamente había asegurado que no se reunió con Reyes antes de emitir ese informe, pese a lo que declaró en fase de instrucción. Y también en contradicción con esa declaración, según el fiscal, Lorenzo ha negado este lunes que cuando emitió ese informe supiera que no estaban publicadas las normas del Plan Parcial Playa Blanca.

“Nos podemos poner a matizar las preguntas ahora, pero...”, ha comenzado a responder Lorenzo, al ser interrogado por esas contradicciones. Finalmente, el fiscal ha pedido primero que le mostraran su declaración inicial, de noviembre de 2011. “La noto como muy corta, pero sí, sí... Veo diferentes cosas aquí, se habla de Las Coloradas... Han pasado ya 6 años, no lo recuerdo exactamente, pero probablemente”, ha afirmado Lorenzo cuando le han preguntado si reconocía su declaración. Entonces, Ródenas ha terminado pidiendo que el letrado de la administración de Justicia la leyera en voz alta.

En esa declaración, Antonio Lorenzo afirmó que se reunió con el alcalde y con empresarios como Díaz de Aguilar para hablar del proyecto de urbanización. “¿Le ha quedado claro?”, ha preguntado el fiscal. “Me ha quedado muy claro”, ha respondido Lorenzo. “¿Sí? ¿Le ha quedado claro por fin?”, ha enfatizado Ródenas. A continuación, ha vuelto a preguntar por esas reuniones, que Lorenzo ha negado de nuevo, matizando que sí se reunió con los promotores y con el alcalde, pero “después” de emitir el informe del proyecto de urbanización.

 

"Lo que digo hoy es correcto"


“Lo que digo hoy es correcto. En ningún momento me reuní con Díaz de Aguilar para el proyecto de urbanización”, ha reiterado, negando incluso que existiera una “discordancia” con su primera declaración. Según él, esas reuniones se produjeron después, para “hablar de las licencias”. “Estamos hablando del proyecto de urbanización y usted está mezclando”, le ha llegado a decir al fiscal, pese a que en el acta judicial de su primera declaración señaló expresamente que en esos encuentros también hablaron del proyecto de urbanización.

“No, no. Es un error mío”, “probablemente mi declaración judicial ha sido ésa, pero no”, fue “un error mío de apreciación”, “esas reuniones han sido posteriores, puede ser un error mío, pero yo no me he reunido nunca”, ha ido respondiendo, afirmando que cuando se ‘equivocó’ fue en la declaración que prestó hace seis años en los Juzgados, y no en la de ahora. Y también ha insistido en negar que hubiera hablado del proyecto de urbanización con el alcalde. “Creo sinceramente que no hable con nadie. Estoy casi seguro de que en ese momento no conocía siquiera al señor Díaz de Aguilar”, ha concluido.

Sin embargo, lo que sí ha reconocido es que se reunió después, ya para la concesión de las licencias de construcción.  “En alguna reunión he estado”, ha admitido. “Los promotores siempre se han interesado por los proyectos que quieren llevar a cabo. No voy a negarlo, de ninguna manera”, ha añadido. Esas licencias de construcción se investigan en otra causa penal, surgida de una pieza separada del caso Yate, que volverá a llevar al banquillo a Antonio Lorenzo, a José Francisco Reyes y a Vicente Bartolomé Fuentes.

En esta sección
Comentarios