22/Jul/2017

LE IMPONE UNA ORDEN DE ALEJAMIENTO Y LE PROHÍBE EJERCER LA PATRIA POTESTAD

Condenado a 15 años de prisión por incendiar una casa con su hijo y su ex pareja dentro

Ambos pudieron salvarse porque la mujer “se despertó y vio el humo". Los vecinos ayudaron a la mujer y al niño a salir por la azotea

Condenado a 15 años de prisión por incendiar una casa con su hijo y su ex pareja dentro

La Audiencia Provincial ha condenado a una pena de 15 años de cárcel a Vincenzo Pernice, el italiano de 41 años que en 2014 prendió fuego a la vivienda donde residían su expareja sentimental y su hijo de cinco años, situada en el barrio arrecifeño de Argana. El fallo le considera culpable de un delito de incendio y de otro de lesiones, imponiéndole 12 años de prisión por el primero y tres más por el segundo.

Además, la sentencia le prohíbe acercarse a menos de 500 metros de su expareja y su hijo, “de su domicilio particular, de su lugar de trabajo y de cualquier otro que los mismos frecuenten”; y también establece la “prohibición de comunicarse con ellos por cualquier medio durante 25 años”. Igualmente, le condena con “la inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad” respecto a su hijo, “hasta que el menor alcance la mayoría de edad”.

El fallo también le condena a pagar una “cantidad de 5.542,93 euros por los daños ocasionados en el domicilio", en concepto de responsabilidad civil, así como a indemnizar a su hijo con “630 euros por las lesiones sufridas”. Además, en esta sentencia contra la que aún cabe recurso, la Audiencia le impone el pago de las costas procesales.

 

"A sabiendas de que allí se encontraba su ex pareja y su hijo"


La sentencia considera probado que Vincenzo Pernice acudió el 2 de noviembre de 2014 sobre las 05:00 horas al domicilio de Argana “con el ánimo de prender fuego al mismo y a sabiendas de que allí se encontraba su ex pareja sentimental y su hijo”.

Según describe la Audiencia, el condenado “roció la gasolina sobre la puerta principal de la vivienda, prendiendo con una llama el fuego inmediatamente gracias a la acción potenciadora de la gasolina vertida”. En el domicilio “quedaron atrapados” su ex novia y su hijo, quienes según la apunta la sentencia, “lograron salvar sus vidas debido a que afortunadamente” la mujer “se despertó y vio el humo y los vecinos ayudaron tanto a ella como a su hijo a salir por la azotea de la vivienda, al no disponer de otra vía de salida”.

A consecuencia del suceso, el hijo del condenado “sufrió lesiones consistentes en inhalación de humo, broncoespasmo secundario a inhalación y neumonía aguda secundaria”. Unas lesiones por las que precisó de “una primera asistencia facultativa” y de un “tratamiento médico posterior consistente en hospitalización, tratamiento broncodilatador y antibiótico y oxígeno”. Tardó “10 días” en curar, de los que 7 estuvo hospitalizado.

En esta sección
Comentarios