17/Nov/2017

LA MANERA DE ACTUAR FUE IDÉNTICA EN AMBOS CASOS

Roban en la joyería del Deiland e investigan si es el mismo asaltante de Playa Blanca

Se trata de un joven que pidió que le mostraran el reloj “más caro” y cuando lo tenía puesto, salió corriendo del establecimiento

Roban en la joyería del Deiland e investigan si es el mismo asaltante de Playa Blanca

Una nueva joyería de la isla ha sufrido un robo con el mismo ‘modus operandi’ empleado hace una semana en Playa Blanca. En esta ocasión, el robo se produjo este lunes en Padparadscha Joyería, ubicada en el centro comercial Deiland de Playa Honda, y el asaltante también se llevó un reloj.

“Es de la marca Festina y el valor son 300 euros. En mi caso fue bastante menos que en la otra tienda, pero la misma forma”, han explicado a La Voz desde el establecimiento. Y es que en el robo de Playa Blanca, el reloj sustraído tenía un precio de 9.600 euros. Sin embargo, lo que ha sido idéntico es el modo de actuar, por lo que se investiga si se trata de la misma persona. “Preguntó por un reloj y una vez que lo tenía puesto salió corriendo”, relatan desde la joyería.

En ambos robos, los locales contaban con cámaras de seguridad, por lo que las imágenes del autor han sido entregadas a la Guardia Civil, que es quien se ha hecho cargo de la investigación y quien trata ahora de localizar al autor o autores de estos robos.

 

“Un chico joven con acento italiano”


En el caso de Playa Blanca, los responsables de la joyería señalaron a La Voz que el ladrón parecía de la isla, “no un turista”. En cuanto al robo en el Deiland, describen a “un chico joven con acento italiano”, aunque no descartan que ese acento pudiera ser fingido. “El chico era un poco raro”, precisan.

De hecho, desde que entró en el local despertó sospechas por su actitud. “Preguntó por relojes caros” y cuando le dijeron que no tenían, pidió que le mostraran “el más caro” que tuvieran a la venta. “Es el que valía 300 euros y el que al final se llevó”, explican. Además, la persona que estaba en el establecimiento salió corriendo tras el asaltante y le persiguió hasta la terraza, pero finalmente decidió volver porque había dejado solo el local.

“Se dio la vuelta e hizo varios cortes de manga riéndose, así que está acostumbrado a hacerlo”, señalan, añadiendo además que cuando entró al establecimiento “estaba muy tranquilo”. “No estaba nervioso ni le temblaba el pulso. Una tranquilidad pasmosa”, subrayan. Según señalan, es la primera vez que sufren un robo así y ahora confían en que la Guardia Civil dé con el responsable, “sobre todo para que esto no siga”.

En esta sección
Comentarios