28/Abr/2017

TRAS EL ACCIDENTE LABORAL DE UNA CAMARERA DE PISO A PRINCIPIOS DE ABRIL

Las Kellys se concentran en los juzgados para apoyar a Edurne en el Semac

Afirman que el hotel Sandos Papagayo "no se ha presentado" a la conciliación y que con la ETT no ha habido acuerdo. También protestan "contra las negligencias de las mutuas"

Las Kellys se concentran en los juzgados para apoyar a Edurne en el Semac

Las Kellys han estado presentes este lunes por la mañana en la "conciliación con la ETT y el hotel Sandos Papagayo”, como apoyo también a su “amiga y compañera” que sufrió quemaduras tras un accidente laboral. La portavoz de la asociación de camareras de piso, Miriam Barros, ha señalado que “el Sandos no se ha presentado”, mientras que “la ETT no ha querido llegar a un acuerdo”. Por la tarde, se han reunido frente al edificio del Fremap para denunciar "la mala gestión de la mutua", ha comentado la representante.

La papeleta de conciliación entre las partes ha tenido lugar en la Sección de Mediación, Arbitraje y Conciliación en la sede de los Juzgados de Arrecife. Allí es donde se han visto las kellys con la empleada que, según Barros, “está muy afectada”, ya que ha comentado que “ha visitado al dermatólogo” y le ha dicho que “tiene una infección en el brazo y le tienen que intervenir”. Además, “la mutua quiere darle ya el alta”, ha añadido la portavoz del colectivo.

Por otra parte, Las Kellys han aprovechado la tarde de este lunes para manifestarse frente a la oficina del Fremap en la capital lanzaroteña. En este lugar se han concentrado “unas quince personas” para denunciar la “mala gestión” de la misma, ha aseverado Barros. 

 

"No vemos reconocidos claros casos de bajas laborales"


Esta trabajadora “es un ejemplo de la precariedad a la que están sometidas todas las kellys y, en particular, aquellas contratadas por empresas temporales”, ha comentado la asociación. Asimismo, ha apuntado que el caso de este hotel en Playa Blanca ha demostrado claramente cómo “las kellys contratadas por ETT no solamente no tienen derecho a vacaciones, sino que tampoco vemos reconocidos claros casos de bajas laborales”.

Los hechos sucedieron a principios de este mes de abril cuando, según Las Kellys, esta camarera de piso “fue a limpiar una plancha del hotel Papagayo sin las medidas necesarias para la tarea”, que tampoco le correspondía a su departamento, ha añadido. “El resultado de esta grave serie de negligencias fueron quemaduras graves en los brazos y otras partes del cuerpo” de la trabajadora, ha asegurado la agrupación.

Es por ello que, “la trabajadora ha puesto la relativa denuncia a Inspección de Trabajo”, han afirmado Las Kellys. Asimismo, han explicado que su denuncia se debió a que “no solamente sufrió quemaduras graves que la Mutua clasificó como leves, sino que también vio como la empresa que la contrató rescindió su contrato laboral”.

En esta sección
Comentarios