HA COLABORADO CON EL SEPRONA PARA INTENTAR IDENTIFICAR A LOS AUTORES

La Sociedad de Cazadores condena lo ocurrido en Yaiza y defiende que ha presentado 20 denuncias este año

lavozdelanzarote.com · 30 de noviembre de 2016

"Queremos expresar nuestro más profundo rechazo y condena a las  acciones realizadas por presuntos cazadores en las  Salinas de Janubio, acciones que nada tienen que ver con las buenas prácticas que desde la Sociedad de Cazadores  se pretende fomentar, respeto por la flora y fauna de la isla, por las buenas formas y conductas en el campo". Ése es el mensaje que han querido lanzar desde la Nueva Sociedad de Cazadores de Lanzarote y la Delegación Insular de la Federación Canaria de Caza, tras la noticia publicada este martes por La Voz de Lanzarote, sobre la investigación abierta por el Seprona por la caza de aves protegidas en la costa de Yaiza, a raíz de la denuncia presentada por un turista que presenció y fotografió los hechos.

La asociación explica que ya había tenido conocimiento de la denuncia y que "ha estado colaborando con las autoridades medioambientales del Cabildo y del Seprona, realizando las pesquisas necesarias para la identificación del individuo que aparece en las fotografías, mediante su difusión entre el colectivo  y el incremento de la vigilancia por parte de los Guardas de Caza". Sin embargo, tal como ya habían señalado a La Voz desde la Guardia Civil, explican que "la labor de identificación está siendo complicada debido a que al ampliar las fotos, la cara del individuo queda distorsionada".

Además, señalan que en las fechas en las que se produjeron los hechos, el pasado 13 de noviembre, al "alto número de cazadores de Lanzarote" se sumaban los procedentes de otras zonas del archipiélago, que "tenían cerrada la veda" y se habían desplazado a esta isla.

 

"Jamás nos habíamos encontrado con un hecho como éste"


En un comunicado remitido a La Voz, la Sociedad de Cazadores asegura también que en lo que va de año, y a través de su servicio de Guardas de Caza, ha denunciado ante el Cabildo de Lanzarote a una veintena de cazadores, "ya sea por incumplimiento de las condiciones de la Orden de Apertura de la Veda vigente para el territorio lanzaroteño, como por la caza en zonas prohibidas para la práctica de este deporte". "Pero jamás nos habíamos encontrado con un hecho como el ocurrido en las Salinas de Janubio", precisan.

En su comunicado, la Sociedad señala que también "ha colaborado activamente con Medioambiente en la lucha contra el uso ilegal de venenos y el depósito incontrolado de residuos en nuestros campos".

Por último, recuerdan a la población "que la colaboración ciudadana es fundamental para la erradicación de este tipo de delitos y para terminar con las malas prácticas en el campo". Por eso, piden que si alguien "se encuentra ante una situación similar, en la que sospeche que se esté cometiendo una infracción, se ponga en contacto con el 112 para poder atender  de forma inmediata y poder identificar a los posibles infractores en el acto".

En el caso que ahora investiga el Seprona, el denunciante fue un turista inglés, que precisamente se dedica al turismo ornitológico y estaba observando aves en la zona cuando oyó disparos. Después, explica que vio a tres cazadores y cómo uno de ellos sacaba muerto del agua un tarro canelo, que es una especie protegida de ave acuática.

Sigue La Voz en