28/Abr/2017

EN LA ZONA NOROESTE DE LA ISLA Y CERCA DE LA SANTA

La Guardia Civil interviene 3.000 metros de palangre y artes de pesca ilegales en Lobos y Lanzarote

“El uso furtivo de nasas en el litoral marítimo puede conllevar sanciones administrativas de hasta 60.000 euros", ha informado la Benemérita

fotografía prensa nasas SMP
fotografía prensa nasas SMP
La Guardia Civil interviene 3.000 metros de palangre y artes de pesca ilegales en Lobos y Lanzarote

La Guardia Civil ha intervenido este fin de semana cuatro nasas localizadas tanto en el límite de la Reserva del Archipiélago de Chinijo y en la zona noroeste de Lanzarote. Las cuatro se encontraban sin señalizar correctamente, incumpliendo así la normativa vigente. Por también se localizaron tres trasmallos cerca de La Santa, una forma de pesca “totalmente” prohibida” por su no ser selectiva en “cuanto a cantidad, tamaño y especies”.

La primera localización la realizó la Guardia Civil en el límite de la Reserva del Archipiélago Chinijo, donde levantaron dos nasas que se encontraban sin señalizar y con cebo, incumpliendo así la normativa sobre su uso. “En su interior se encontraban  diferentes especies de pescado, vivo, que fueron devueltos al mar”, ha informado la Benemérita. La segunda localización se realizó en la zona noroeste de la isla, donde la Guardia Civil localizó “nuevamente otras dos nasas sin señalizar correctamente”.

Por otro lado, el Destacamento Marítimo de Fuerteventura localizó “a tres trasmallos a  menos de una milla de distancia de la localidad de La Santa (Lanzarote)”. Destacan que se trata de un  “arte de pesca totalmente prohibido en estas aguas por su potencial no selectivo de capturas en cuanto a cantidad, tamaño y especies”.  En ellos el Destacamento encontró “atrapadas gran cantidad de “viejas”, como bien se conoce a este pescado emblemático del Archipiélago Canario, las cuales en su gran mayoría no cumplían con la talla mínima permitida”, han señalado.

 

 

El uso furtivo de nasas puede ser sancionado con 60.000 euros


Por otra parte, la Guardia Civil encontró dos palangres a la deriva cerca del isla de Lobos, sumando entre los dos unos 3.000 metros de longitud. Éstos “representan un peligro para embarcaciones, aves, fauna marina y bañistas o practicantes de deportes acuáticos”, ha explicado la Benemérita.

Según informa la Guardia Civil. “el uso furtivo de nasas en el litoral marítimo puede conllevar sanciones administrativas de hasta 60.000 euros, en virtud del Título V de la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marítima del Estado”.

Todos los aparejos intervenidos “han quedado a disposición de la Viceconsejería de Pesca y Agricultura del Gobierno de Canarias para su posterior destrucción, prosiguiendo la Guardia Civil con el operativo contra las nasas ilegales”, según recoge el comunicado.

Actualmente la utilización de nasas viene regulada en la citada Orden –concretamente artículos 12 y 13- y en el Real Decreto 182/2004, de 21 de diciembre –artículo 25-   que desarrolla el Reglamento de la Ley de Pesca de Canarias; dichas normas legales fijan una serie de disposiciones como la regulación de las placas identificativas de las nasas y la profundidad mínima a la que deben estar situadas, así como el balizamiento de las mismas y bollas permitidas.

La Guardia Civil asegura que “la colaboración ciudadana ha sido fundamental en el hallazgo de los palangres a la deriva, siendo pescadores de la zona los que comunicaron la posible existencia de dichas arte”. Por ello, dispone de una dirección de correo electrónico, sugerencias@guardiacivil.org , cuya finalidad es la atención general al ciudadano, sirviendo además de canal para recibir informaciones sobre asuntos que pueden iniciar una investigación.

En esta sección
Comentarios