AGREDIÓ A SU PAREJA Y LA RESCATÓ UN GUARDIA DE SEGURIDAD DEL HOTEL

La Guardia Civil detiene a un hombre por violencia machista tras evitar su suicidio

lavozdelanzarote.com · 07 de octubre de 2016

Componentes de la Guardia Civil de los Puestos Principales de Costa Teguise y San Bartolomé, en Lanzarote, han detenido durante la madrugada de este jueves a un ciudadano de nacionalidad extranjera e iniciales R.M.W., de 33 años de edad, como supuesto autor de un delito de lesiones contra su pareja sentimental, o violencia de género. Tras ese presunto episodio de violencia machista, el detenido trató de quitarse la vida. Los agentes encontraron a este hombre inconsciente, mientras intentaba ahorcarse, y lograron evitar su suicidio. 

Los hechos tuvieron lugar en un hotel de Costa Teguise. A las 2.25 horas de la madrugada, la Guardia Civil fue alertada por personal del establecimiento sobre un supuesto caso de violencia de género que se acaba de cometer, con inquilinos de nacionalidad extranjera. Al llegar al hotel los agentes encontraron a un mujer –turista de nacionalidad extranjera- y su hija menor de edad, además de personal del negocio en cuestión. Los guardias pudieron observar que la mujer presentaba una “herida abierta en una de sus cejas, por lo que fue requerida una ambulancia”, explica la Benemérita.

Según ha explicado la Guardia Civil, antes de su llegada fue “importante” la intervención de un agente de seguridad del hotel, que fue “el primero en asistir al apartamento donde estaban sucediendo los hechos y auxiliar a la víctima, a la que acompañó a la recepción a la par que se avisaba” al cuerpo policial, relatan. 

 

Intento de ahorcamiento con un cable eléctrico


Tras recabar los primeras pesquisas en la recepción, los tres agentes de la Guardia Civil se dirigieron inmediatamente al apartamento en cuestión para detener al presunto autor del caso de violencia machista. Al llegar al apartamento y ver que había luz en su interior, los agentes llamaron a la puerta reiteradamente, pero sin respuesta, por lo que se solicitó una llave maestra al personal del negocio para entrar y detener al supuesto autor de los hechos.

Fue al acceder al interior del dormitorio cuando descubrieron que R.M.W. “había intentado quitarse la vida mediante ahorcamiento, con la ayuda de un cable eléctrico atado a su cuello y al pomo de la puerta”, relata la Benemérita. 

El detenido se “había dejado caer” y se encontraba “inconsciente, casi tumbado en el suelo, colgado por el cuello, y presentando su rostro una clara tonalidad morada”, explica el instituto armado. “Inmediatamente los agentes cortaron el cable y, tras comprobar que R.M.W. no presentaba constantes vitales, lo colocaron en posición de seguridad y tras varias maniobras consiguieron reanimarlo, a la vez que solicitaron otra ambulancia”.

Tras ser atendido y valorado  por los correspondientes servicios sanitarios, R.M.W. fue detenido horas después, pasando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Arrecife durante la mañana del día 6. 

Sigue La Voz en