23/Nov/2017

LOS HECHOS HAN TENIDO LUGAR EN LA CALLE FAJARDO

La detención de un fugitivo por guardias civiles de paisano con armas provoca un gran susto en Arrecife

Los agentes tuvieron que utilizar la pistola para romper los cristales del coche en el que intentaba huir el hombre, sobre el que pesaba una orden de arresto por dos delitos de hurto: "La gente vio a dos personas con pistola y pensó otra cosa"

La detención de un fugitivo por guardias civiles de paisano con armas provoca un gran susto en Arrecife

La detención de un hombre en búsqueda y captura llevada a cabo por dos guardias civiles de paisano que han acabado sacando sus armas ha provocado un gran susto entre los ciudadanos que se encontraban en la calle Fajardo de Arrecife. "La gente vio a dos personas con pistola y pensó otra cosa", ha señalado a La Voz el concejal de la Policía Local de la capital, David Duarte, confirmando que se armó un buen revuelo.

Según han relatado desde la Benemérita, los agentes, pertenecientes al cuartel de Costa Teguise, se encontraban sobre las 10:15 horas en la calle Fajardo, en un local de compra-venta de objetos de segunda mano, pues habían tenido conocimiento de que el hombre, sobre el que pesaba una orden de arresto por dos delitos de hurto, frecuentaba los mismos para vender los objetos robados. Justo en ese momento, los agentes identificaron en la calle el vehículo relacionado con esta persona y procedieron a darle el alto. Sin embargo, el conductor, que iba acompañado de otra persona, cerró los seguros del coche y se dio a la fuga siendo perseguido a lo largo de la calle por los agentes.

 

Intentó atropellar a los agentes


Ante el tráfico que había en la zona, el vehículo se quedó bloqueado en la calle Fajardo llegando el conductor "a dar para atrás y para delante intentando atropellar a los agentes". Al ver que un coche giraba a la izquierda por una calle, el conductor decidió seguir la misma trayectoria, pero el vehículo que llevaba delante se paró, quedando encerrado. En su intento de huida, no obstante, empezó a empujar con su coche al otro vehículo. Ahí, al haber ya "síntomas evidentes de que querían hacer un daño físico para escapar", los agentes sacaron sus armas para con la culata de las mismas poder romper los cristales del coche y acceder a su interior, ya que era "él único objeto contundente que tenían". 

Finalmente, se procedió a la detención de las dos personas que ocupaban el vehículo, siendo trasladados al cuartel de la Guardia Civil de Costa Teguise, para lo que se pidió apoyo a la Policía Nacional, pues los dos agentes de la Benemérita presentaban "cortes en manos y brazos" y tuvieron que trasladarse al hospital. No obstante, a las 14:30 horas, confirmaron desde la Benemérita que ya habían sido dados de alta. 

 

Su acompañante también fue detenido


A E.J.P.S, de nacionalidad española y 49 años de edad, además de los dos delitos de hurto por lo que ya tenía una orden de arresto, se le acusa ahora de un delito de atentado y desobediencia a la autoridad. Además, según han indicado desde la Benemérita, también tiene antecedentes por delitos contra el patrimonio. A su acompañante, S.A.Y., de 31 años y nacionalidad extranjera, "que también se resistió activamente a la detención", se le imputa un delito de desobediencia. 

Desde la Guardia Civil han destacado que los ocupantes del coche "huyeron a sabiendas de que estaban siendo perseguidos por la Guardia Civil", pues afirman que los dos agentes "se identificaron desde el primer momento". 

En esta sección
Comentarios