21/Sep/2017

CONCURREN LA AGRAVANTE DE PARENTESCO Y LA ATENUANTE DE "DILACIONES INDEBIDAS"

Condenado a seis años y medio de prisión por agredir sexualmente a su ex mujer

Tendrá que cumplir después una medida de libertad vigilada e indemnizar con 10.000 euros a la víctima. El hombre la golpeó y la violó mientras le decía que iba a ser "su esclava"

Imagen del acusado durante el juicio (FOTO: La Provincia)
Imagen del acusado durante el juicio (FOTO: La Provincia)
Condenado a seis años y medio de prisión por agredir sexualmente a su ex mujer

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a Jorge Manuel Bethencourt Cravid a 6 años y 6 meses de prisión por agredir sexualmente a su ex pareja en Arrecife el 11 de abril de 2012. Le prohíbe además acercarse a menos de 500 metros de la víctima y comunicarse con ella durante 12 años. El condenado tendrá que indemnizar a su ex pareja con 10.000 euros y abonar las costas del proceso judicial.

La Sala ha acordado igualmente imponerle una "medida de libertad vigilada a ejecutar tras el cumplimiento de la pena privativa de libertad, que tendrá una duración de cinco años". También se mantienen las medidas cautelares dispuestas durante el procedimiento, es decir, que continuará en prisión provisional, hasta que se dicte sentencia firme.

En su resolución judicial, la Sala estima que concurre en el procesado la circunstancia agravante de parentesco y la atenuante de dilaciones indebidas, ya que han transcurrido cinco años desde la comisión de los hechos hasta la celebración del juicio.

 

Hechos probados


En la sentencia se considera probado que Jorge Manuel Bethencourt Cravid esperó a su pareja en la mañana del 11 de abril de 2012 cuando ésta dejaba a su hijo en el colegio y la invitó a acompañarla a su domicilio para hablar sobre el divorcio de ambos. Cuando ella llegó a casa del procesado, él la agarró del brazo fuertemente y ya en el dormitorio la empujó encima de la cama. “Con la finalidad de satisfacer sus deseos sexuales”, el ahora condenado desnudó a la víctima.

Como la mujer rechazaba mantener con él relaciones, “comenzó a golpearla en diversas partes del cuerpo” mientras le decía “vas a ser mi esclava”. Finalmente abusó sexualmente de ella.  Como consecuencia de los golpes recibidos, la víctima sufrió diversas lesiones en una parte del abdomen, en los glúteos y en el muslo.

En la resolución judicial se señala que la víctima inicialmente se negó a declarar contra Jorge Manuel Bethencourt durante el juicio, aunque a instancias de la Sala sí terminó relatando la agresión sexual sufrida. No obstante, se indica que desde el primer momento la víctima expresó que “no pretendía, en modo alguno, perjudicar al acusado”. Incluso que “estimaba que el tiempo que éste había pasado en prisión preventiva y en tratamiento psiquiátrico había sido más que suficiente y que no quería que se le condenara a nada más”. 

En esta sección
Comentarios